De gira por Oaxaca, el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT y PES) aseveró que, de ganar los comicios del 1 de julio, su prioridad será la modernización del sur del país, mediante la rehabilitación de los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos; la reconfiguración de refinerías; construcción de trenes de pasajeros y de carga, así como la instalación de fábricas.

López Obrador hizo proselitismo en Ixtepec, Salina Cruz y Puerto Escondido. En los tres eventos dijo que su prioridad sería la modernización del sur, para luego comenzar con la franja fronteriza, donde reiteró que bajaría el IVA e ISR y aumentará el salario mínimo al doble.

El aspirante presidencial prometió la rehabilitación de los puertos de Salina Cruz, Oaxaca, y Coatzacoalcos, Veracruz, para que por ahí puedan entrar mercancías hacia Estados Unidos, ya que el canal de Panamá está actualmente saturado.

Trazó la construcción de una línea ferroviaria para contenedores de carga de puerto a puerto, hacia Estados Unidos, y prometió dar beneficios fiscales a empresarios que instalen fábricas en todo el corredor para que haya trabajo. Añadió que otro proyecto es la siembra de 1 millón de hectáreas de árboles frutales y maderables para generar 400,000 empleos permanentes con el pago de un jornal justo.

El morenista dijo saber que hay una “zopilotada” que comenzó a comprar terrenos a campesinos en la región del istmo oaxaqueño, por lo que les pidió no vender, pues de ganar los comicios, los hará socios de los proyectos.

“La zopilotada, los que siempre quieren sacar ventaja, ya están viendo si compran las tierras, les digo, no vendan las tierras porque van a estar incluidos en el proyecto. Van a ser socios. Va a ser una sociedad entre iniciativa privada, inversión pública y sector social de la economía”, dijo.

“Sin cacicazgos” en Pemex

En Salina Cruz, donde se ubica una refinería, Andrés Manuel López Obrador garantizó a empleados de base y temporales de Petróleos Mexicanos que mantendrán sus trabajos y dijo que promoverá la elección libre de dirigentes sindicales. Sin dar nombres, el candidato afirmó que ya no habrá “cacicazgos”.

“Ya no va haber cacicazgos en el manejo de los sindicatos. Los dirigentes van a ser los que los trabajadores quieran; no va a haber imposición de los dirigentes de las secciones sindicales”, expuso.