La comisionada presidenta del IFAI, Jacqueline Peschard, urgió la necesidad de que todos los sujetos o actores que reciban recursos públicos transparenten y rindan cuentas sobre el destino de estas economías. Hago un llamado a que todo lo que son recursos públicos, sea público, independientemente de quiénes los tengan, partidos políticos, sindicatos, organizaciones campesinas .

Al participar en la inauguración del Seminario Internacional Desafíos de la rendición de cuentas en América Latina , organizado por la Red por la Rendición de Cuentas (RRC), Peschard Mariscal advirtió que no se debe rehuir a esta obligación, pues el acceso a la información ayuda a generar estados eficientes, capaces de garantizar los derechos sociales reconocidos en las constituciones.

Mauricio Merino, investigador del CIDE, pidió no desaprovechar el momento y definir cuál de los proyectos presentados (hay al menos 7 iniciativas en materia de transparencia y rendición de cuentas) es el que mejor se encamina al diseño de una política de rendición de cuentas.

Jacqueline Peschard, después de participar en la inauguración explicó que la necesidad de integrar a más actores en la rendición de cuentas se debe a que el recurso público se obtiene de los contribuyentes, por ello la ley y la Constitución señalan que son públicos . Además, se comprometió a apoyar la interlocución con los actores políticos y sociales para hacer más eficientes las normas e instituciones encargadas de controlar la función del Estado.

Por su parte, el titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos de la Auditoría Superior de la Federación, Víctor Manuel Andrade, expuso que hasta hace algunos años en el país, el problema de una fiscalización eficaz y trascendente, era la carencia de instrumentos legales y administrativos suficientes para hacer de la rendición de cuentas una política permanente y con presencia en la Administración Pública federal, Estatal y Municipal, pero en la actualidad el esfuerzo y las capacidades se centran en integrar y generar las condiciones para actuar al amparo de un sistema integral. Subrayó que para avanzar en el tema, la fiscalización en México tiene que superar tres dimensiones: los tiempos, los contenidos y los responsables.

Francisco Valdés Ugalde, director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO-México), destacó por su parte, que la rendición de cuentas implica un ejercicio mutuo de instituciones y funcionarios sobre la gestión de sus encargos, en específico del uso y destino de los recursos públicos.

politica@eleconomista.com.mx