El grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados cerró filas en torno de su coordinador Silvano Aureoles Conejo, a quien el ala radical de izquierda pretendió remover por desacuerdos en cuanto a la reforma laboral, sin éxito.

Legisladores de las distintas corrientes perredistas se presentaron ante la prensa, a manera de dejar constancia de que el pleito quedó atrás.

Luego de casi una semana de disensos al interior de la bancada perredista, los legisladores informaron de su reconciliación y decisión de enfocar sus baterías a la promoción de su agenda legislativa.

Aureoles Conejo se hizo acompañar de poco más de una docena de sus correligionarios, entre otros de Aleida Alavez, quien intentó someter a discusión del partido su eventual remoción, luego de que en el marco de la aprobación de la reforma laboral y en su calidad de coordinador deslindó a la bancada de la toma de tribuna protagonizada por algunos perredistas.

A la vez afirmó que lo sucedido la semana pasada es capítulo cerrado, temas que generan diferencias normales, que las tenemos en puntos de vista y las discutimos internamente .

Y reveló que ya hubo el acuerdo de caminar juntos en representación de más de 16 millones de mexicanos que dieron al PRD su confianza mediante su voto.

El tema del viernes es un asunto pasado, es un asunto cerrado, nosotros le hemos dado vuelta a la página y no es tema de nuestra agenda pública, ya que lo más importante es la agenda parlamentaria sobre los temas importantes del país... PRD está unido , precisó Aureoles Conejo.

Entre otros, acompañaron al michoacano Roberto López, Ángel Cedillo, José Luis Muñoz, Hugo Jarquín, Fernando Belaunzarán, Amalia García, Carlos Augusto Morales, Joaquina Navarrete, Miguel Alonso Raya y Luis Arias.

rramos@eleconomista.mx