Eduardo Ramírez Aguilar fue electo candidato del grupo parlamentario del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) para ser presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República para el periodo del 1 de septiembre del 2020 al 31 de agosto del 2021; el pleno cameral aprobaría este lunes el nombramiento con el voto de las dos terceras partes de los senadores presentes.

El senador chiapaneco sucederá en el cargo a la tabasqueña Mónica Fernández Balboa.

La planilla de unidad, que presentará la bancada senatorial morenista durante la junta previa de este lunes para elegir a la Mesa Directiva que fungirá durante el tercer año de ejercicio de la LXIV Legislatura, incluye también a Imelda Castro para ocupar el cargo de vicepresidenta; serían secretarias Margarita Valdez y María González.

Ricardo Monreal Ávila, coordinador de los senadores de Morena, destacó el hecho de que sus correligionarios alcanzaran la unidad. “Se trata de un acto de madurez y responsabilidad política en momentos definitivos para la República”, dijo.

Ovidio Peralta, aspirante a presidente de la Mesa Directiva —quien forma parte del grupo de aproximadamente 15 senadores contrario a Monreal y que encabeza Martí Batres—, al final no registró su candidatura para el cargo en la Cámara Alta.

Durante la reunión plenaria de la fracción morenista en la que se aprobó la agenda legislativa a impulsar durante el siguiente periodo de sesiones ordinarias, y contrario a lo anunciado, no se definió si los senadores morenistas pedirán de manera formal convocar a consulta popular para que los ciudadanos opinen si se enjuicia a los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, implicados en el caso Odebrecht.

Sólo se acordó crear una comisión de cuatro senadores que en los próximos días presentará al grupo parlamentario un proyecto de ruta sobre dicha consulta.

“El Senado de la República, en el caso de la consulta popular, actuará con mucho sigilo, cuidado y responsabilidad jurídica y política para no generar expectativas falsas y para generar una condición de acompañamiento a la demanda popular, a la exigencia social, pero también observando estrictamente el Estado de Derecho”, afirmó Monreal Ávila.

Entre las prioridades legislativas que promoverá la bancada mayoritaria a partir de mañana destacan la reforma al sistema de Justicia y la eliminación del fuero constitucional de servidores públicos, en especial del presidente de la República. Este 1 de septiembre inicia el nuevo periodo de sesiones.

rolando.ramos@eleconomista.mx