Hasta el cierre de la edición, en sede alterna y con dispensa de trámites, el pleno del Senado discutía el decreto que modifica 18 leyes y deroga dos más para extinguir 109 fideicomisos y fondos por un monto superior a 68,000 millones de pesos.

La mayoría legislativa, representada por Morena y sus aliados del PVEM y PES pretendían la aprobación del dictamen, a toda costa. En tanto que la oposición del PAN, PRI, MC y PRD, quienes conforman el llamado bloque opositor, y la bancada del PT, anticipó que votaría en contra.

Al presentar el dictamen ante la asamblea, Alejandro Armenta (Morena), presidente de la Comisión de Hacienda, afirmó que la enmienda tiene el objetivo de eliminar la opacidad y discrecionalidad en el uso de los recursos públicos, y fomentar la transparencia y rendición de cuentas.

Actualmente existen 332 fideicomisos y se extinguirán 109, precisó, para obtener una bolsa de recursos que, “en condiciones actuales, producto del Covid, serán fundamentales para atender la pandemia”.

El Conacyt, ejemplificó, desvió más de 7,000 millones de pesos del erario, hecho acreditado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Narró que en el cine se realizaron festivales y dieron premios a personas cercanas a los directores y que los estímulos se concentraban en las mismas productoras y películas.

Por ello pidió a los mexicanos no dejarse engañar. “La eliminación de los fideicomisos no significa que se acaben los apoyos a los deportistas, cineastas, científicos, víctimas y periodistas. Lo que se va a acabar hoy es el arte de desaparecer el dinero público”.

Al mediodía, los cuatro coordinadores de las bancadas senatoriales del autollamado bloque de contención se reunieron con tres gobernadores de la Alianza Federalista, que agrupa a diez mandatarios estatales del PAN, PRI y al independiente de Nuevo León; acordaron oponerse y formular un debate técnico-jurídico encaminado a respaldar las controversias constitucionales que interpondrán ante la Corte contra la extinción de fideicomisos.

A través de una carta abierta dirigida a Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política, Amnistía Internacional México solicitó considerar “mecanismos legislativos para mejorar el control y rendición de cuentas de los fideicomisos”.

rolando.ramos@eleconomista.mx