Luego de defender que sus conferencias mañaneras sólo son informativas, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no hará ningún acto de propaganda para no influir en el proceso electoral.

De nueva cuenta, el mandatario criticó el actuar del presidente del INE, Lorenzo Córdova, por “hacerse de la vista gorda” y supuestamente ignorar intromisiones de pasados gobiernos en los procesos electorales.

“No debe confundirse propaganda con información… antes muchas cosas no se sabían por el control del viejo régimen, nada más daban a conocer lo que les convenía”, expuso López Obrador.

A su vez, el consejero Jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, recordó que el INE debe explicar en qué sentido las conferencias vulneran la neutralidad del proceso electoral.

“Lo que le está pidiendo el Tribunal (Electoral Federal) al INE es que… se pronuncie sobre las medidas inhibitorias que puedan poner en peligro el principio de neutralidad durante el proceso”.

Cabe recordar que el pasado 9 de enero, el Tribunal resolvió que el Consejo General del INE debe pronunciarse sobre la tutela inhibitoria que la Comisión de Quejas y Denuncias del propio Instituto dictó en torno a las conferencias matutinas del Ejecutivo.

Ello, tras una denuncia que presentó el PRD en contra de López Obrador por externar sus preferencias electorales en la conferencia del 23 de diciembre del 2020, y por la cual la Comisión de Quejas le pidió al presidente, como medida cautelar, abstenerse de continuar realizando esos actos.

Por otra parte, en el marco de la Comisión Permanente, legisladoras del PAN acusaron ayer que al primer mandatario se le olvida que él promovió modificar la Constitución para cancelar la propaganda en procesos electorales y ahora acusa al INE de violar su libertad de expresión.

“López Obrador necesita saber que no es lo que él quiera, es lo que dice la ley, y lo que dice la ley es que no puede estar haciendo las mañaneras en periodo electoral”, dijo Kenia López.

politica@eleconomista.mx