El candidato presidencial de la coalición Compromiso por México, Enrique Peña Nieto, refrendó su compromiso de apertura y diálogo constante con la sociedad civil, donde todas las formas de expresión y representación social tendrán cabida, serán escuchadas y, sobre todo, serán tomadas en cuenta.

En un encuentro con organizaciones civiles, el priísta y organizaciones no gubernamentales se acordó establecer mesas de trabajo, a fin de iniciar un ejercicio inédito de diálogo que permita construir acuerdos en temas de relevancia para la agenda ciudadana.

En un comunicado, se informó también que se designó a Luis Videgaray Caso, coordinador de Políticas Públicas, para dar seguimiento a los acuerdos de la Cumbre Ciudadana realizada el 21 y 22 mayo pasado y a la instalación de las mesas de trabajo durante el periodo de transición con el objetivo de construir una agenda común.

Peña Nieto refrendó su compromiso de apertura y diálogo constante con la sociedad civil, mediante el ejercicio de una Presidencia Democrática, y aclaró que quedaron atrás los tiempos donde el gobierno señalaba los caminos y decidía unilateralmente lo que era mejor para el país .

"Hoy damos inicio a una nueva etapa de comunicación y entendimiento. Tenemos un objetivo común: construir un diálogo conjunto y productivo. El gobierno no puede ni debe hacerlo todo. La transformación de México sólo será posible con la activa participación de la sociedad , precisó.

A su vez María Elena Morera, presidenta de la asociación civil Causa en Común, participará como facilitadora del diálogo entre el equipo de Peña Nieto y las organizaciones no gubernamentales.

Señaló que están convencidos que la participación de la sociedad civil desde un espacio de contrapeso es un asidero de la gobernabilidad.

"Si aprovechamos la energía de la sociedad civil en alianza con la capacidad de ejecución de los gobiernos puede surgir la sinergia para transformar al país, fortaleciendo el desarrollo económico y la cohesión social que conduzca a un México con justicia y paz", refirió.

Pidió a Peña Nieto su compromiso explícito y dijo que si el Tribunal Electoral lo ratifica como Presidente electo debe dar seguimiento a estos compromisos a través de todo su mandato, mediante la celebración de una reunión trimestral para notificarle los avances y también las preocupaciones.

Como resultado de este encuentro se establecieron diferentes grupos de trabajo, los cuales deberán realizar un ejercicio de diálogo y análisis a profundidad de cada una de las propuestas de las organizaciones de la sociedad civil.

En las mismas se deberá definir metas, indicadores y, en su caso, plazos para su cumplimiento. Los acuerdos resultantes serán incorporados al programa de gobierno y, posteriormente, al Plan Nacional de Desarrollo 2012-2018, o en su caso serán presentadas como iniciativas de reforma ante el Congreso de la Unión.

Cada mesa de trabajo estará encabezada por un representante de las organizaciones no gubernamentales y un miembro de la oficina del candidato ganador.

El equipo de Peña informó que el encuentro responde al compromiso establecido entre el candidato priísta y las agrupaciones reunidas durante la Primera Cumbre Ciudadana para Construir un México Pacífico y Justo, celebrada en mayo pasado en el Palacio de Minería.

En esa ocasión, el candidato presidencial se comprometió a que, en caso de obtener la confianza mayoritaria de los mexicanos, nombraría a una persona para dar seguimiento a los acuerdos de la Cumbre Ciudadana y a instalar mesas de trabajo durante el periodo de transición con el objetivo de construir una agenda común.

mac