A pesar de que el PRI aún no logra salir de la crisis, sigue cometiendo errores que lo llevaron a la derrota, como tratar de imponer a incondicionales en la dirigencia nacional. Así lo está haciendo el expresidente Enrique Peña Nieto, quien está metiendo las manos en el proceso interno para favorecer al gobernador con licencia de Campeche, Alejandro Cárdenas, a fin de seguir controlando al partido, denunció Ivonne Ortega Pacheco.

La exsecretaria general y aspirante a la dirigencia nacional del Revolucionario Institucional expuso que los dados están cargados a favor del político campechano.

“Son los momentos más difíciles que ha tenido el partido en lo que se refiere a su vida interna,mucho tiene que ver la dirigencia actual que había estado construyendo aparentemente consensos, pero al final de cuentas ganó la imposición, la presión, pero al final sacaron una convocatoria a modo”.

Lamentó la convocatoria que emitió la dirigencia fuera una burla, pues dijo que durante varios meses estuvieron trabajando a fin de que se tomaran en cuenta aspectos como que el padrón a utilizarse en el proceso interno fuera el que validó el INE en enero pasado, para no permitir injerencias ajenas al PRI en los procesos de afiliación; sin embargo, eso no será así.

“Fue muy lamentable lo que hizo la dirigencia de vernos la cara a todos los aspirantes. Teníamos tres meses y medio en mesas de acuerdo, en trabajos técnicos con representantes, para que al final de cuentas hicieran lo que al final les pegó su regalada gana”.

Además, indicó que se están cometiendo otras irregularidades, como cambiar consejeros y a delegados estatales, así como colocar candados que limitan a quienes quieren participar, lo cual enrarece el procedimiento de sucesión de la dirigencia.

Aseguró que pese a que “hay dados cargados” y la clara “intromisión del expresidente Enrique Peña Nieto” y de manos externas, entrará a la competencia y próximamente registrará su fórmula.

Pacheco Ortega destacó que en su recorrido por el país, la militancia le ha externado que es momento de sacar a “los mismos de siempre, a los que han lastimado y llevado al partido a donde hoy está, son los mismos que se quieren quedar con el PRI e incluso manos externas que quieren tener un partido a modo”.

No se están corrigiendo los errores

La también exgobernadora de Yucatán lamentó que pese a que el partido aún no sale de la crisis, no corrijan errores que llevaron al priismo a perder la Presidencia de la República y haber estado a punto de quedarse sin registro en algunos estados donde hubo elecciones este año.

Refirió que en este momento los dirigentes deberían estar trabajando para devolverle a los militantes su partido, que sean ellos quienes tomen sus decisiones y no la cúpula partidista.

“Precisamente por el amor a la camiseta, por el respaldo de cientos de militantes vamos a luchar por el partido, vale la pena recuperar el PRI y entregárselo a los militantes y no a unos cuantos”.

Indicó que el PRI no está acabado como fuerza política, todavía es opción y si se toma en cuenta a los militantes, en el 2021 puede ser rentable electoralmente.

La crisis no es sólo del PRI

La política yucateca refirió que si bien es cierto que el Revolucionario Institucional no ganó ninguna de las gubernaturas en disputa el pasado 2 de junio, el balance de los resultados es positivo, pues a pesar de las previsiones el tricolor no perdió el registro como partido político en ninguna de las entidades donde hubo elecciones.

“Sí bien no le va al PRI como nos hubiera gustado, tampoco le va tan mal”.

Lo que sí, dijo, es una llamada de atención para todos los partidos políticos es la baja participación ciudadana que se registró en todos los estados, pues ello es un síntoma de que los mexicanos no se sienten atraídos por las propuestas que ofrecen quienes aspiran a gobernarlos.

Los focos del tema

—¿Por qué momento atraviesa la vida interna del PRI?

—Son los momentos más difíciles que ha tenido el partido en lo que se refiere a su vida interna,mucho tiene que ver la dirigencia actual que había estado construyendo aparentemente consensos, acuerdos, en buena disposición, pero al final de cuentas ganó la imposición, la presión, pero al final sacaron una convocatoria a modo.

—¿Dónde radica la fuerza del PRI para salir de la crisis y volver a ser opción para los ciudadanos?

De la militancia, de su base, de donde nunca se debió haber apartado, de donde nunca se debió haber alejado. Dejó de escuchar a su base y empezó a perder elecciones, se alejó de su militancia y también la militancia se alejó de él.

[email protected]