Luego de las voces en contra de la reforma educativa, el presidente Enrique Peña Nieto pidió a los maestros que se informen sobre el alcance de la reforma para evitar cualquier distorsión y especulación.

Al conmemorar el Día de la Enfermera en el Centro Médico Siglo XXI, Peña destacó que la reforma transita por los congresos locales y ya son cinco recintos legislativos estatales que han aprobado los cambios en materia educativa (Coahuila, Estado de México, Chiapas, Baja California y Campeche).

El Mandatario defendió la reforma en el primer día de clases. Afirmó que sólo tiene como objetivo elevar la calidad de la educación y reconocer el trabajo de los maestros.

Dijo que las evaluaciones a los docentes serán justas e integrales con un instituto imparcial.

También se trata de hacer una evaluación que reconozca los méritos de los maestros y nos permita detectar las necesidades de mejora y sus requerimientos de apoyo y capacitación , argumentó.

Además, expuso que las transformaciones que requiere México se harán incorporando a quienes son responsables de prestar los servicios básicos a la población.

Lo anterior luego de que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, liderado por Elba Esther Gordillo, se ha pronunciado en contra de la reforma y anunció resistencia pacífica contra los cambios en materia educativa.

Peña agregó que este año habrá dos cambios en el ámbito de salud respecto de la administración de Felipe Calderón, con resultados a mediano y largo plazo.

El mexiquense expuso que se le dará un impulso a la medicina preventiva y se buscarán mayores servicios de calidad.

Rodeado de personal médico y de exsecretarios de Salud, el Presidente indicó que el Presupuesto de Egresos de la Federación 2013 prevé el doble de recursos que el año pasado para impulsar proyectos de infraestructura social de salud.

tania.rosas@eleconomista.mx