El presidente Enrique Peña Nieto acudió ayer al Senado para promover ante los legisladores las reformas del Pacto por México. El Ejecutivo federal recibió de Emilio Gamboa (PRI), Ernesto Cordero (PAN) y Miguel Barbosa (PRD) el compromiso en dos ellas: controlar la deuda de los estados y transformar el sector de telecomunicaciones. Sin embargo, las fuerzas políticas dejaron claro a Peña Nieto: no tenemos un cinturón de fuerza con el Pacto por México, y discutiremos sin subordinaciones .

Con sorpresa, por la mañana se anunció que Peña Nieto llegaría alrededor de las 4 de la tarde a la sede del Senado, para dialogar y promover las reformas que su gobierno impulsa.

Fue un hecho no visto desde hace 18 años, cuando el entonces Presidente Ernesto Zedillo acudió ante senadores para ofrecer diálogo y colaboración al inicio de su gestión.

Desde entonces, ningún Presidente se acercó a cabildear. Al expresidente Felipe Calderón, quien en más de una ocasión tuvo desencuentros con los legisladores por regañarlos públicamente por no aprobar reformas, fue invitado en varias ocasiones por los entonces senadores Manlio Fabio Beltrones (PRI) y Carlos Navarrete (PRD), sin que aceptara.

En ese marco, Peña llegó a la cita, e hizo un recorrido por el pleno del Senado junto con los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y de Hacienda, Luis Videgaray, y Aurelio Nuño, jefe de la Oficina de la Presidencia. Después hizo un breve recorrido por los pasillos hasta la oficina de la Mesa Directiva, donde todos comieron y dialogaron por casi dos horas.

El encuentro tuvo de marco, también, las diferencias al interior del PRD por la firma de su líder, Jesús Zambrano, del Pacto por México, y la posición del dirigente del PAN, Gustavo Madero, de que las reformas de ese acuerdo pueden correr el riesgo de crear una concentración en el Ejecutivo.

A su salida del encuentro, Peña Nieto declaró: Fue un encuentro de todas las partes del Pacto por México, que involucra al Consejo Rector y los coordinadores parlamentarios para trabajar en todo lo que venga hacia adelante y que está en el pacto que hemos celebrado y en el que todos estamos involucrados. Se da en este inicio de año que está propiciando este primer encuentro, entonces vamos a trabajar para llegar a los acuerdos .

Luego, en conferencia de prensa, los coordinadores Emilio Gamboa (PRI), Ernesto Cordero (PAN) y Miguel Barbosa (PRD) no escatimaron en celebrar la disposición de Peña de aceptar su invitación para dialogar en su centro de trabajo. Enaltecieron las 95 reformas que se plantean en el Pacto por México, con quien refrendaron su voluntad de analizar las iniciativas.

En conjunto, dijeron que analizarán las reformas preferentes que se presenten a partir de febrero próximo, las que tengan el sello del Pacto, pero también defenderán su agenda propia, además de que se comprometieron a echar por delante las reformas para el control de la deuda de los estados y la transformación del sistema de telecomunicaciones, que contiene el Pacto.

No estamos obligados, no tenemos un cinturón de fuerza aquí en la Cámara de los Senadores para cumplir todo lo que el Pacto defina (...) Pero no quiere decir, que si no se aprueba una reforma que esté en el Pacto, fracase. Hay posiciones encontradas, las tiene que haber, esa es la democracia que estamos viviendo, puntos de vista distintos, pero vamos a tratar de buscar consensos y de privilegiar la política siempre para mejorar el nivel de vida de los mexicanos , sostuvo Gamboa.

Ernesto Cordero aseguró que en el encuentro con Peña se decantaron las facultades del Presidente y las de los legisladores, y hubo voluntad para avanzar en el Pacto, pero no implica subordinación, dijo, sino tener un mismo rumbo y destino.

El perredista Miguel Barbosa advirtió: ¿vamos a estar siempre de acuerdo? No. Cuando haya desacuerdos, vamos a identificarlos como tal. Hemos fijado una posición pública: no al impuesto de consumo, IVA en alimentos y medicinas, no a la inversión privada en sectores estratégicos del subsuelo mexicano, petróleo y gas . Expresó que no es un asunto de sometimiento , sino de colaboración con Peña Nieto.

El presidente Peña Nieto dejó la sede del Senado alrededor de las 6 de la tarde de ayer, con el compromiso de los senadores de encontrar acuerdos que cumplan el Pacto por México.

NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES

CONAPRED REALIZARÁ DIAGNÓSTICO DE VIOLENCIA

El pleno de la primera comisión de trabajo de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión aprobó exhortar a la Secretaría de Gobernación para que a través del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) realice un diagnóstico nacional sobre violencia hacia las niñas, niños y adolescentes en México.

La intención del llamado, que habrá de ratificarse hoy por parte del pleno de la Comisión Permanente durante la sesión ordinaria, es colocar al país dentro de los estándares internacionales en la materia.

El acuerdo promovido por Aleida Alavez Ruiz, vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, precisa que la violencia de la que son víctimas niñas, niños y adolescentes en México amerita acciones multisectoriales y coordinadas para su prevención y atención.

Para atender el problema de la discriminación y violencia en contra de los niños, niñas y adolescentes del país es necesario realizar un diagnóstico certero que indique cuáles son los sectores más afectados por dichas problemáticas, (...), Con el objetivo de diseñar una estrategia integral que contemple la prevención de la discriminación como un eje rector , cita el dictamen en su exposición de motivos.

Los legisladores convinieron en que a pesar de la prohibición a la discriminación establecida en la Constitución y de todos los tratados internacionales suscritos por México, en el territorio nacional no se ha logrado erradicar la discriminación y la intolerancia se sigue practicando de manera recurrente y persisten los abusos en contra de los más vulnerables.

De acuerdo con los resultados de la Consulta Infantil y Juvenil realizada por el Instituto Federal Electoral (IFE) en el año 2000, refiere el exhorto, una tercera parte de los niños entrevistados afirmó ser tratado con violencia por parte de su familia y en la escuela.