El priísta Enrique Peña Nieto manifestó su interés porque se blinden los programas sociales y evitar con ello un uso faccioso de cualquier nivel de gobierno, o que se utilice como herramienta para la competencia política.

Tras asegurar que ha recibido inquietudes de la gente respecto de que si llega a la Presidencia de la República el PRI desaparecería los programas sociales, el abanderado firmó el compromiso de mantener el Programa Oportunidades e incluso acrecentarlo.

Y es que argumentó que la base de ese programa social proviene de administraciones priístas.

Acompañado del líder nacional, Pedro Joaquín Coldwell, la secretaria general Cristina Díaz, y su coordinador de campaña, Luis Videgaray, el político mexiquense anunció que además de mantener el programa, se buscará su ampliación bajo tres premisas: la creación de un crédito solidario para que la gente se incorpore a la actividad productiva; instrumentar un esquema de pobreza cero para erradicar la pobreza alimenticia; y la capacitación para adultos mayores.

Los programas sociales son de los mexicanos y no de partido alguno, aseguró el aspirante del PRI.

Consultado sobre la queja del PAN ante el IFE contra gobernadores priístas por presunto uso de recursos en favor de candidatos de su partido este fin de semana, Peña Nieto dijo que se ha pronunciado para que los tres órdenes de gobierno sean respetuosos de la legalidad y la legislación electoral, y apuntó que serán las autoridades las que resuelvan los señalamientos. Hizo votos para que los tres órdenes se conduzcan con legalidad.

Durante la conferencia que tuvo lugar en la sede nacional del Revolucionario Institucional, en la capital mexicana, el aspirante priísta fue cuestionado sobre cómo actuará con los grupos guerrilleros en el país, a lo cual indicó que habrá disposición del gobierno para tender puentes de diálogo con todas las organizaciones sociales y atender las demandas, pero advirtió que no se permitirá, por más legítimas que sean las banderas y las causas que se enarbolen, que se actúe fuera de la ley.

Asimismo, el candidato fue cuestionado sobre los cambios en el equipo de Josefina Vázquez Mota, del PAN; en respuesta, Peña Nieto manifestó respeto por las decisiones en otros institutos políticos y evitó realizar comentario alguno. De las acusaciones sobre gastos excesivos de campaña, insistió que se ajustarán al tope fijado por el IFE.

mauricio.rubi@eleconomista.mx