El presidente Enrique Peña Nieto viaja esta semana a Davos, Suiza, a un foro trascendental en materia económica, pero acompañado de contrastes que se viven en México, por un lado de aprobación de reformas estructurales, y por otro de violencia con el foco de atención puesto en Michoacán.

Peña Nieto tiene programado partir este martes de la ciudad de México hacia Davos para acudir al Foro Económico Mundial (The World Economic Forum), cuyas actividades se realizarán del 22 al 25 de enero. El regreso al país del Ejecutivo federal sería entre el viernes y el sábado próximos.

Como parte del programa en Davos, el Mandatario mexicano tendrá una participación especial el próximo jueves y dictará una conferencia.

Otros exponentes del Foro Económico Mundial son Kofi Annan, ex secretario general de la ONU; Ban Ki-moon, actual secretario general de Naciones Unidas; Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL; David Cameron, primer ministro de Reino Unido; Al Gore, vicepresidente de Estados Unidos; José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE; y José Miguel Insulza, secretario general de la OEA.

También acuden Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial; Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional; Shimon Peres, presidente de Israel; Otto Pérez, presidente de Guatemala; Dilma Rousseff, presidenta de Brasil; y Juan Manuel Santos, mandatario de Colombia.

El viaje de Peña Nieto al foro de Davos es el primero en su calidad de Presidente de la República. Ha acudido como aspirante a la Primera Magistratura del país (enero del 2012) y como gobernador del Estado de México.

En el primer año del sexenio peñista los encargados de asistir al encuentro fueron el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin.

Éste último expuso en Davos que los cambios que tendrían lugar en Pemex buscarían su modernización para convertirla en una empresa más competitiva y productiva, de acuerdo con información que en su momento proporcionó la Presidencia de la República sobre las actividades de Lozoya Austin.

El Mandatario mexicano viaja, además, en un momento en que su gobierno ha tomado las riendas de la seguridad en Michoacán, estado del país donde surgieron los llamados grupos de autodefensa para enfrentar al crimen organizado.

mac