El candidato de la alianza "Durango nos une", José Rosas Aispuro, aseveró que el gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, envió al menos 300 operadores a causar disturbios y a buscar la manera de descarrilar la elección.

Luego de emitir su sufragio, el abanderado de los Partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Convergencia alertó que los grupos mexiquenses son parte de la estrategia del PRI para orquestar el fraude electoral.

Por ello pidió públicamente al gobernador Ismael Hernández Deras que respete la voluntad del pueblo, al que llamó a votar pues sólo con su participación nutrida será posible evitar 'las tentaciones del fraude que realmente motivan a los enviados mexiquenses'.

Asimismo Rosas Aispuro Torres admitió que grupos enviados por el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, llegaron para externarle su apoyo y sus simpatías.

Sin embargo rechazó tajante que esas personas pretendan "reventar" la elección como denunció el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la entidad.

Al respecto el aspirante de la coalición "Durango va primero" a la gubernatura, Jorge Herrera Caldera, rechazó tener informes sobre la presencia de esos individuos presuntamente enviados por Ebrard Casaubon.

Versiones señalaron que ese supuesto grupo tendría como fin apoyar la campaña de la coalición "Durango nos une", sin embargo antes de emitir su sufragio el abanderado de la coalición formada por el PRI, Nueva Alianza y el Partido Duranguense (PD) reiteró que él desconoce su existencia.

/doch