El Ejército está siendo sometido a un proceso de desgaste por parte de quienes apoyan a los padres de los 42 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, y si las autoridades no prueban la inocencia del Ejército en los hechos de Iguala, el Estado mexicano se verá afectado y también debilitado, afirmó el experto en temas castrenses, Javier Oliva Posada.

Entrevistado sobre el enfrentamiento del lunes entre algunos familiares de los desaparecidos e integrantes del 27 Batallón Militar en Iguala, Guerrero, Oliva Posada consideró que el Ejército actuó prudentemente en no agredir a los manifestantes que buscaban ingresar a las instalaciones para constar que no estuvieran retenidos.

Javier Oliva Posada dijo que de no aclarar que el Ejército no tuvo participación en los hechos de Iguala, el riesgo es que se va a ir debilitando y también la autoridad. Si algún círculo de poder cree que debilitando al Ejército alguien gana, está en un gran error. Debilitando al Ejército, se debilita la nación. Eso es lo que puede pasar .

Comentó que el Ejército únicamente defendió sus instalaciones ante un evidente ataque porque los manifestantes utilizaron dos tráileres para tal propósito.

Porque al Ejército mexicano no le corresponden este tipo de labores, no está contemplado en sus misiones ni en la ley orgánica este desgaste al que están sometiendo a la institución. Es un peligro para la República permitir este tipo de agresiones, que se dude (de las Fuerzas Armadas) y que se toleren este tipo de acciones sin ninguna prueba. ¿Dónde están las vocerías de la Presidencia de la República, la de la Secretaría de Gobernación, de la PGR? Porque son las que tienen que salir, finalmente es un asunto penal el que se está debatiendo, y no está habiendo un posicionamiento claro de la autoridad civil y menos del muy debilitado gobierno del estado de Guerrero , comentó.

A decir del profesor-investigador en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, la idea de los padres de que sus hijos se podrían encontrar retenidos en los cuarteles militares no tiene sustento ni prueba alguna.

Es con base en rumores. Cuando comenzaron a surgir estas especulaciones no hubo ninguna autoridad local o federal que saliera a poner en claro lo absurdo del señalamiento. Es más, todavía hoy después de los acontecimientos (del martes) en las instalaciones de Iguala, no hay ningún posicionamiento de la autoridad para que ponga en claro este rumor, esta especulación.

Hasta que no haya certeza seguirán protestas

Las protestas contra el Ejército y las autoridades de los tres órdenes de gobierno continuarán hasta que no haya pruebas irrefutables sobre el paradero de los 42 normalistas desaparecidos, advirtió el vocero de los padres, Felipe de la Cruz, y el abogado Vidulfo Rosales, luego del enfrentamiento del martes entre familiares de los desaparecidos y militares, cuando los primeros trataron de ingresar al 27 Batallón Militar de Iguala. En la escaramuza resultaron heridos los padres de familia Mario Cesar González Contreras, Bernabé Abrajam Gaspar, María Concepción Tlatempa y los estudiantes Omar García, Sergio Ochoa Campos y José Hernández Peña.

[email protected]