Tras la aplicación del Programa Pasajero Seguro, el gobierno capitalino informó que los índices delictivos en microbús y taxi se redujeron 16% de diciembre del 2012 a enero de este año.

Mediante un comunicado, la administración local expuso que este programa ha sido efectivo como medida preventiva en materia de seguridad para los capitalinos. Destacó que a la fecha han sido verificados 4, 851 taxis y 3, 126 microbuses y autobuses, a más de un mes de que se hiciera su relanzamiento en diciembre pasado, a fin de frenar los actos delictivos en microbús y taxi.

Derivado de las verificaciones en microbuses registradas al corte de enero, se hicieron 30 remisiones con 38 detenidos del 16 de diciembre de 2012 a enero de 2013, además de 165 denuncias por delito de robo presentadas con igual número de averiguaciones previas durante el mismo periodo, en el caso también de microbús.

En taxis se tienen asentadas 5 remisiones con 6 detenidos durante el periodo mencionado. En lo que concierne a taxi, también desde el relanzamiento del Programa, se registran 70 denuncias por delito de robo presentadas, con igual cifra de averiguaciones previas.

Los patrones a vigilar en las revisiones a microbuses, incluyen la existencia de vidrios polarizados u oscurecidos, que vengan personas en los estribos o a un costado del conductor, y que la unidad no se desvíe de la ruta.

La revisión en microbuses, incluye las que se realizan a las afueras de paraderos como Indios Verdes, Pantitlán y La Raza.

Por otro lado, los patrones a vigilar en las revisiones a taxis comprenden aspectos como que viajen más de dos personas en el vehículo, que al igual que los microbuses, los puntos de revisión para taxis se establecen en diferentes horarios y días, y pueden ser fijos o itinerantes en las diversas delegaciones. En ambos casos, los puntos de revisión son 20.