El proceso electoral es muy competitivo para las tres principales fuerzas políticas, por ello buscan evitar rupturas y mostrar unidad, coincidieron los politólogos Luis Miguel Pérez y René Torres, del Tecnológico de Monterrey y la Universidad Iberoamericana, respectivamente.

Pérez Juárez, investigador de la Escuela de Graduados en Administración Pública y Política Pública del Tecnológico de Monterrey, aseguró que, a pesar de los esfuerzos de los partidos para mostrar unidad frente a los ciudadanos, el PRI y el PAN están en alerta amarilla y el PRD casi es roja , pues en esta etapa se podrían generar desencuentros.

Torres Ruiz, coordinador de Ciencia Política y Administración Pública de la Universidad Iberoamericana, advirtió que los ciudadanos exigen que los partidos se pongan de acuerdo en buenos términos, sin torturas ni grandes aspavientos. La ciudadanía ve con malos ojos a un partido que no respeta resultados finales .

SIN UNIDAD, QUE SE DESCARTEN

Luis Miguel Pérez consideró que la unidad interna es forzosa. El que no muestre unidad, que se descarte. Una sociedad requiere ejércitos que defiendan la elección en todas las casillas, pero si el partido está fraccionado que se olvide de ser un contendiente.

Por eso quieren cerrar filas y crear operaciones cicatriz, para mostrar candidatos de unidad. En el fondo es prudencia, en el sentido de que quien no llegue unido que se olvide de competir .

Aunque reconoció que los partidos han mostrado unidad en la selección de su abanderado a la Presidencia, el politólogo del Tec de Monterrey afirmó que los tres institutos políticos mayoritarios están en alerta.

Ningún partido la tiene fácil, aunque posiblemente el que en este momento tiene más herramientas para llevar su unidad es el PRI y el más explosivo es el PRD .

Por su parte, René Torres, explicó que los institutos políticos deben recurrir a la estrategia de unidad para dar una buena imagen a la ciudadanía.

En el caso del PRI, han aprendido que efectivamente necesitaban construir unidad, porque se puede dar el caso de que incluso los militantes no votaran por el candidato seleccionado. El PRD tuvo que recurrir a la encuesta para tener el menor riesgo de ruptura .

En el caso del PAN, a pesar de que se presentó como el más democrático, recurrieron a viejas prácticas de compra del voto, rasurar el padrón, acusaciones mutuas , y eso los deja endebles.

[email protected]