Año con año los partidos políticos reciben cantidades millonarias de recursos públicos para su funcionamiento, pese a ello las instituciones políticas mantienen deudas con sus mismos trabajadores e, incluso, con instituciones bancarias a las cuales han solicitado créditos para realizar actividades ordinarias.

De acuerdo con información obtenida por El Economista vía transparencia de los siete partidos nacionales e información pública del Instituto Nacional Electoral (INE) las instituciones políticas mantienen deudas por 836 millones 205,239 pesos y 72 centavos.

Según la información disponible, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) son los más endeudados.

Las deudas del PRI ascienden a 206 millones 706,882.98 pesos.

Según la información sobre fiscalización de recursos públicos del INE, hasta el primer trimestre de año, las deudas del tricolor ascendían a 135 millones 333,882 pesos y 98 centavos; este monto incluye un préstamo solicitado por el partido a Banca Afirme SA Institución de Banca Múltiple Afirme Grupo Financiero por 125 millones de pesos que se destinarán a las actividades ordinarias del Comité Ejecutivo Nacional.

No obstante, en la información obtenida vía transparencia, el PRI informó que adicionalmente pidió otro préstamo al mismo banco, por el mismo motivo, por 71 millones 373,000 pesos que se activó el 27 de mayo pasado y estará vigente hasta el próximo 15 de agosto del 2021.

Cabe hacer mención que la institución política fundada por Plutarco Elías Calles se encuentra inmersa en el proceso de renovación de su dirigencia nacional y una refundación, como han dichos sus propios líderes, ante los malos resultados electorales que ha registrado en los últimos comicios y los escándalos de corrupción de sus integrantes, algunos hoy perseguidos por la justicia.

El partido con mayor monto en adeudos es el PRD que, hasta el último registro contable ante el INE del primer trimestre de este año, mantenía compromisos financieros por 226 millones 393,278 pesos y 32 centavos.

Los adeudos del sol azteca estriban principalmente en el pago de impuestos por 214 millones 638,480 pesos y 65 centavos; además cuentas por pagar con proveedores que ascienden a 4 millones 253,886 pesos y pasivos laborales por 1 millón 668,669 pesos.

El PRD, así como el PRI, también se encuentra en un proceso de renovación al interior tras las elecciones pasadas en donde fue en coalición con el PAN y Movimiento Ciudadano. Esta alianza trajo consigo diversas críticas internas, además de que sus políticos pilares o fundadores como Ifigenia Martínez abandonaron al partido.

El partido Movimiento Ciudadano (MC) es el tercer partido más endeudado. Según informó el instituto político al INE en el primer trimestre del año sus adeudos ascendían a unos 139 millones 940,808 pesos y 56 centavos.

No obstante, el partido informó vía transparencia los adeudos con los que cuentan las sedes del partido en los estados del país con lo que da, hasta el pasado 3 de julio, un monto de 142 millones 20,489 pesos.

Las cifras de MC incluyen créditos bancarios por 13 millones 333,333 pesos, además de unos 45 millones 597,000 pesos de adeudos con proveedores, entre otros rubros.

Movimiento Ciudadano, en las pasadas elecciones logró por primera vez consolidarse como partido dominante en Jalisco, en donde actualmente gobierna.

El PAN, por otra parte, mantenía adeudos hasta el pasado 31 de marzo por más de 105 millones de pesos.

Los adeudos del albiazul incluyen, como otros partidos, créditos bancarios; en este caso el partido liderado por Marko Cortés tiene créditos activos por 84 millones 533,334 pesos y 41 centavos, además de pasivos laborales por 7 millones 214,738 pesos y 61 centavos, entre otros rubros.

El PAN mantiene el objetivo de arrebatar la mayoría a Morena en las elecciones del 2021 en el Congreso de la Unión.

Por último, el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, Morena —al cual se le otorgarán más de 1,000 millones de pesos de recursos públicos para este año— mantenía compromisos hasta el primer trimestre según la contabilidad del INE por unos 58 millones 304,000 pesos.

En la información otorgada a El Economista, hasta principios de julio, el partido mantenía adeudos con proveedores por más de 9 millones de pesos.

Según indicó Morena en la respuesta a la solicitud de información “el motivo de mantener las deudas que se reportan, tiene que ver con los tiempos en que se reciben las ministraciones de las prerrogativas por parte del Instituto Nacional Electoral, la parcialización en algunos pagos es porque así fue pactado con los proveedores de materiales relacionados con los gastos operativos del partido”.

Actualmente, el interior de Morena se mantiene convulso ante la llegada de la renovación de la dirigencia nacional actualmente ocupada por Yeidckol Polevnsky Gurwitz.