Dentro de los siete partidos nacionales, el PRI y el PAN fueron, hasta el primer trimestre de este año, los institutos políticos que más recursos destinaron a las remuneraciones de sus dirigentes.

Los partidos políticos registran diversos gastos por diferentes rubros como sueldos de personal, remuneraciones de dirigentes, así como pagos por propaganda y recursos destinados para la renovación de las dirigencias, en su caso.

En el rubro de las remuneraciones de los dirigentes del PRI, el Sistema de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) tiene registros de que entre enero y marzo el tricolor destinó para el pago de salarios de los mismos 5 millones 761,901 pesos y 73 centavos.

Esta cifra equivale a que el partido tricolor erogó para dicho motivo 1 millón 920,633 pesos con 90 centavos por cada mes, en promedio.

De acuerdo con información del portal web del PRI, su Comité Ejecutivo Nacional está liderado por 30 personas, encabezadas por la actual dirigente y senadora de la República, Claudia Ruiz Massieu.

Según el portal de obligaciones de transparencia del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), la senadora Ruiz Massieu es quien recibe mayor remuneración por su cargo dentro del CEN del PRI con 60,000 pesos mensuales.

En tanto que el segundo al mando del tricolor, el secretario general Arturo Zamora Jiménez, no tiene registros dados de alta como remuneraciones a su trabajo.

Por su parte, el PAN erogó en el primer trimestre del año 4 millones 349,765 pesos y 7 centavos para la remuneración de sus dirigentes a nivel nacional.

La dirigencia del CEN del albiazul está conformada por 26 cargos, encabezados por el presidente nacional Marko Antonio Cortés Mendoza.

En información solicitada por El Economista vía transparencia, el PAN refirió la liga para conocer las remuneraciones de la dirigencia del albiazul; en el caso de Marko Cortés, según la información validada hasta inicios de este año, su salario como dirigente del partido ascendía a 107,000 pesos netos mensuales sin considerar prestaciones.

En tanto que el segundo al mando, Héctor Larios, secretario general, percibía un salario de 100,623 pesos, mismo salario que percibe Omar Francisco Gudiño Magaña, tesorero nacional del albiazul.

En tercer lugar entre los partidos que más gastaron en sus dirigencias está Morena.

El partido indicó ante una solicitud de información, que la actual dirigente, Yeidckol Polevnsky Gurwitz, tenía asignada una remuneración mensual de 50,000 pesos; no obstante, renunció a dicho pago.

En tanto que sobre los demás cargos de la dirección nacional, el partido refirió una ruta para poder consultar las remuneraciones en su sitio web. Sin embargo, al tratar de consultarse, al menos hasta la noche de este miércoles, la información referida era inexistente.

En tanto que al buscar en la Plataforma de Transparencia del INAI aparece la siguiente leyenda:

“De conformidad con lo establecido en el artículo 76, fracción XVI de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, en el presente artículo MORENA informa que dicha información aún se encuentra en proceso de construcción”.

Entre los partidos, destaca el caso de Movimiento Ciudadano (MC), que para el primer trimestre del año no informó al INE erogación alguna en el salario de sus dirigentes.

En respuesta a una solicitud de información de El Economista, el partido refirió que el coordinador nacional de MC, Clemente Castañeda Hoeflich, actual senador, no recibía percepciones como integrante del partido.

No obstante, según la información presentada como parte de sus obligaciones de transparencia, en su portal web se pude observar que el segundo al mando del partido, el secretario general de acuerdo, Jorge Álvarez Máynez, percibe una remuneración neta por 50,000 pesos.

[email protected]