En calidad de presidente electo de México para el periodo 2018-2024, Andrés Manuel López Obrador dispondrá de 150 millones de pesos, autorizados por la Cámara de Diputados, para cubrir gastos de su equipo de trabajo durante la etapa de transición gubernamental, garantizar un cambio de sexenio ordenado y dar continuidad a los programas y tareas oficiales.

El decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2018 incluye en el Ramo 23 “Provisiones salariales y económicas”, dicha partida bajo el rubro Fondo para la Transición, que debe administrar la Unidad de Política y Control Presupuestal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Tras la entrega de la constancia de mayoría al presidente electo, a más tardar el próximo 6 de septiembre, el periodo de transición comprenderá desde esa fecha y hasta el 30 de noviembre.

El mismo monto del que podrá disponer el tabasqueño fue asignado al expresidente Felipe Calderón Hinojosa, del Partido Acción Nacional (PAN), en 2006, y en 2012 al actual presidente Enrique Peña Nieto, militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En 2006 la partida presupuestal correspondiente se denominó “Cambio de administración”, y desde 2012 se creó el Fondo para la Transición.

Fue el expresidente Vicente Fox Quesada, primer mandatario mexicano de oposición al PRI en ocupar la Presidencia de la República tras 70 años de dominio del partido tricolor, el primero también en solicitar dinero público para tal fin, en el año 2000.

Los recursos del citado fondo se usarán para trabajos y actividades asociados al presidente electo, a efecto de llevar a cabo la elaboración y presentación del Plan Nacional de Desarrollo; iniciativa de Ley de Ingresos; proyecto de Presupuesto de Egresos; de programas gubernamentales y de seguridad pública y nacional; trabajos de enlace con la administración saliente y para la difusión y actividades preparatorias que permitan crear las condiciones propicias para el inicio de su encargo, detalla el decreto del PEF en ejecución.

En acatamiento de obligaciones legales, 10 días antes de tomar posesión del cargo, lo que sucedió el 1 de diciembre del 2012, el equipo de transición de Peña Nieto informó de un gasto por 12 millones 100,517.63 pesos en renta de oficinas, para el pago de recursos humanos y materiales, y en traslados y viáticos, entre otros rubros.

El Fideicomiso de Transición, constituido con 150 millones de pesos, disponía aún de 139 millones 956,138.71 pesos, incluidos los intereses generados. En total, se ejerció sólo un tercio.

Para la realización de su gira internacional por Europa, Calderón Hinojosa prestó el avión presidencial al presidente electo Peña Nieto, gesto que evitó mayores gastos a su sucesor.

De ahí que, en su viaje de nueve días por el viejo continente, realizado en octubre del 2012, el mexiquense sólo haya gastado 196,206 pesos; sin la aeronave oficial, para su primera gira por Centro y Sudamérica durante el periodo de transición los gastos ascendieron a 1 millón 190,634 pesos.

[email protected]