El secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Gonzalo Hernández Licona, señaló que el factor más importante para reducir la pobreza en México es el crecimiento económico.

Al dictar la conferencia magistral "Avances y retos de la política social: consideraciones para la construcción de una agenda del nuevo gobierno", en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), explicó que México ha reducido carencias en educación, salud, seguridad social, vivienda, servicios básicos y alimentación.

Sin embargo, añadió, el ingreso se ha mantenido igual los últimos 10 años, lo que en tiempos de crisis coloca a la población en situación de vulnerabilidad.

"En general, ha habido una reducción de carencias sociales en varios aspectos de la política pública, como drenaje, agua potable, pisos firmes y escolaridad, pero el talón de Aquiles es el bajo crecimiento económico y de generación de empleos", puntualizó.

Ejemplificó que países como Chile, Portugal, España, Corea del Sur, Japón e Irlanda tenían un nivel de vida más bajo que México hace 60 años, y hoy están adelante de él, como resultado del aumento en su ingreso per cápita.

Reconoció los aciertos de programas como Oportunidades y la manera en que han incrementado el peso y la talla en las niñas y los niños de zonas rurales, así como la continuidad escolar y el impacto de los pisos firmes en la vida de mejor calidad de las familias de esas áreas.

Hernández Licona celebró el aumento de la cobertura en los servicios de salud, el papel de las estancias infantiles, el incremento en la variedad de alimentos de las familias de bajos ingresos gracias a los apoyos del Programa Alimentario.

En tanto, el subsecretario de Prospectiva, Planeación y Evaluación de la Sedesol, Juan Carlos Lastiri, afirmó que la instrucción del presidente Enrique Peña Nieto es construir con la ciudadanía a herramientas para lograr más equidad en millones de hogares donde todavía existen pobreza y hambre.

lgl