El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de tomar atribuciones del Poder Legislativo al prever cambios en la Ley de Salarios Máximos con la que su gobierno pudo reducir los salarios de altos funcionarios.

“Con todo respeto, el Poder Judicial está queriendo corregir la plana desde mi particular punto de vista, está queriendo legislar, y no está respetando lo que establece con claridad la Constitución; yo creo que los legisladores van a tener que revisar este asunto, pero hay que respetar la Constitución, y hay que bajar los sueldos de los de arriba para aumentar el de los de abajo”, afirmó.

López Obrador recibió en Palacio Nacional a los coordinadores de Morena en la Cámara de Diputados y en el Senado, Mario Delgado y Ricardo Monreal, respectivamente, con quienes abordó la agenda que tienen pendiente a partir del 1 de septiembre cuando comenzará el nuevo periodo ordinario de sesiones en el Congreso.

El mandatario delineó que su gobierno requiere del Congreso: eliminar los candados para las consultas ciudadanas; la Ley de Austeridad Republicana; revocación de mandato; eliminación del fuero; creación del instituto para devolver al pueblo lo robado; legislación para combatir la creación de empresas fantasma, y una ley para tipificar como delito grave la expedición de facturas falsas.

Previamente, en conferencia de prensa en Palacio Nacional, el presidente fue cuestionado sobre cómo fue posible que su gobierno promueva la entrega de contratos de manera directa para evitar actos de corrupción, pero ya se hayan conocido presuntos actos de corrupción por parte del exdelegado en Jalisco, Carlos Lomelí, a lo que el Ejecutivo pidió no prejuzgarlo.

“Es que hay que ver bien la investigación, también para no hacer juicios sumarios, porque no es ajustícialo, condénalo y luego averiguas. No es así. Es que se haga la investigación y que sin influyentismo, sin impunidad, se castigue a los responsables, pero no adelantar vísperas”.