El Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan denunció que padres y madres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, fueron agredidos con gas lacrimógeno cuando se reunían en la Escuela Normal Rural Mactumactzá, para encabezar una marcha.

"Alrededor de las 8:30 horas los policías sin ningún protocolo empezaron a tirar los proyectiles de gas lacrimógeno hacia los padres y madres; la represión duró por espacio de una hora con un saldo de tres alumnos heridos, dos madres y una menor de tres años de edad", apuntó la organización en un comunicado.

Agregó que dos alumnos fueron impactados con un proyectil en la cabeza, uno de ellos estudiante de Ayotzinapa; ambos, aseguró, se reportan como graves en la policlínica ubicada en la avenida quinta Norte.

Mientras, las madres se encuentran en la escuela normal sin poder salir para recibir atención médica porque el lugar sigue sitiado por la Policía estatal.

"Las madres y padres de familia de los 43 condenamos la represión desplegada y exigimos pronta atención médica a los lesionados, que se abran los procesos penales y administrativos para establecer responsabilidad a los servidores públicos que incurrieron en uso excesivo de la fuerza", expresaron los afectados.

Además, exigieron que se permita la realización de los actos de información, difusión y protesta pacífica.

"La denuncia y exigencia de presentación con vida de los 43 estudiantes pretende ser silenciada por el gobierno del estado. Es inconcebible la actitud autoritaria que evidencian las autoridades de este lugar pisoteando todos los derechos constitucionales y las libertades", sostuvieron.

Por su parte, en un comunicado, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC) señaló que presuntos estudiantes de la Escuela Normal Rural Mactumactzá lanzaron piedras, bombas molotov y cohetones a elementos de esta dependencia.

Como resultado, un suboficial y un subinspector resultaron lesionados con golpes en el cráneo y policontundidos, por lo cual se pidió la atención prehospitalaria.

"La SSyPC reitera su misión de proteger y servir, garantizando la seguridad, el libre tránsito y la atención de la denuncia ciudadana, al tiempo de reconocer el valor, la lealtad y apego a los derechos humanos por parte de los policías estatales y de condenar la agresión de los manifestantes", señaló la SSyPC.

rrg