Como parte de sus acciones para recordar mañana el sexto aniversario de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, padres y familiares de los jóvenes acudieron a la sede de la Fiscalía General de la República (FGR) para pedir la agilización de las investigaciones.

Vidulfo Rosales, abogado de los padres, dijo que la Fiscalía ha mostrado avances, como la identificación del joven normalista Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, la orden de aprehensión contra Tomás Zerón de Lucio y algunas detenciones, pero no hay nada aún del paradero de todos los estudiantes desaparecidos los días 26 y 27 de septiembre del 2014 en Iguala, Guerrero.

“Todavía no podemos coronar los esfuerzos con detenciones de personas claves que participaron en la construcción de la verdad histórica y funcionarios de la pasada administración, que constituyen un obstáculo”, señaló Rosales.

El fiscal especial del caso Iguala, Omar Gómez Trejo, salió a atender a los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Vidulfo Rosales cuestionó que “el Poder Judicial en las últimas fechas, más que una institución del Estado mexicano que ayude al esclarecimiento, se ha convertido en un verdadero obstáculo para lograr los avances requeridos en la investigación”.

Mientras tanto, algunas de las personas que acompañaban a los padres y sus representantes realizaron pintas en el edificio de la FGR ubicado en la Glorieta de Insurgentes. Otro grupo hizo estallar cohetones en el lugar.

Este sábado 26 de septiembre, los padres y familiares de los normalistas serán recibidos en Palacio Nacional por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien junto con los integrantes de su gabinete de seguridad presentará un informe sobre el caso Ayotzinapa.

jmonroy@eleconomista.com.mx