El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) propuso establecer políticas públicas para combatir el acoso sexual laboral contra las mujeres, mediante la denuncia, toda vez que atenta contra su integridad física, psicológica y económica.

En el marco del día Internacional de la Mujer, Jesús Sesma Suárez, secretario de Comunicación Social del PVEM destacó la urgencia de establecer la forma en que las trabajadoras denuncien esa forma de violencia, sin que ello genere represalias para quienes lo hagan.

Los centros de trabajo se convierten en lugares hostiles para las personas que sufren de acoso sexual, por lo que es necesario establecer programas que ayuden a prevenir ambientes laborales intimidantes u ofensivos que afecten la integridad de las mujeres , precisó en un comunicado.

Datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) revelan que el acoso sexual es la causa de que una de cada cuatro mujeres sea despedida, y que cuatro de cada 10 renuncien a su empleo.

El ecologista abundó que el hostigamiento sexual elimina las oportunidades de desarrollo y la posibilidad de las personas de desenvolverse en un ambiente sano, digno y seguro.

Además, se utiliza para obtener favores sexuales a cambio de un puesto, sueldo o simplemente para conservar u obtener un empleo, y si bien afecta ambos sexos, predomina entre el género femenino.

En ese sentido, Sesma Suárez consideró que México necesita impulsar una cultura que promueva el desarrollo integral de las mujeres y les permita ejercer plenamente todos sus derechos.

MIF