El coordinador del PVEM en la Cámara de Diputados, Jesús Sesma, dijo que hay una corriente mayoritaria en su partido que no quiere ir en alianza con el PRI en las elecciones presidenciales del 2018, sino postular como candidato al senador Carlos Puente Salas o al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello.

Entrevistado por El Economista, el legislador aseguró que su partido no desconocerá la alianza que tiene con el presidente Enrique Peña Nieto, a quien acompañarán al final de su mandato. Sin embargo, aseveró que el PVEM ya trabaja en su propia estrategia, plataforma electoral y propuestas de campaña.

Cuestionado sobre si el PRI ya no le representa un triunfo electoral, Sesma Suarez afirmó: “No sé, yo hablo que el Partido Verde está preparado para ir solo y esperemos que gane lo mejor para nuestro país, que no nos vayamos con falsas popularidades ni con vacíos de ideología de frentes”.

El legislador federal recordó que actualmente su partido se encuentra en proceso de renovación de su vocería nacional (que equivale a una dirigencia nacional), a la que aspiran el senador Carlos Puente; el diputado federal Arturo Álvarez Angli y la guanajuatense Beatriz Manrique.

Sesma dijo que una vez que haya nueva vocería, su partido iniciará la selección de candidato, por lo que descartó que el PVEM pueda ir en alianza con el Frente Ciudadano por México.

“No queremos irnos en alianza con absolutamente ningún partido político. Estamos construyendo una dirigencia nacional fuerte, que tendrá que salir el 5 de diciembre, y esperando tener a un candidato a la Presidencia fortalecido, creo que tenemos militantes con esas aptitudes.

“Esa decisión la va a tomar la Asamblea Nacional. Sin embargo, mi punto de vista como Jesús Sesma es que estamos preparados para ir solos.(...) Yo veo a un Carlos Puente como una persona capacitada con todas las aptitudes, que pueda llevar la plataforma e ideología del partido. También tenemos a Manuel Velasco, pero yo siempre me he pronunciado por Carlos Puente en lo personal”, comentó.

El diputado del PVEM insistió en que su partido es competitivo después de que pudo superar temas como la acusación por delitos electorales que imputó en el 2015 la Fepade a Arturo Escobar.

“En el Partido Verde nunca se ha comprado ningún voto. El tema de Arturo Escobar ya quedó exonerado de lo que el exfiscal de la Fepade quiso indagar, que no tenía ningún fundamento. Y lo que nos queda es esperar el karma de las personas; cuando alguien obra mal, sin duda se le regresa”.