El Partido Verde del Distrito Federal está dispuesto a firmar un pacto de civilidad con el Partido de la Revolución Democrática (PRD), su candidato al gobierno capitalino, Miguel Mancera, y con el resto de partidos políticos.

El dirigente del PVEM en la capital del país, Samuel Rodríguez Torres, explicó que, aunque un poco tardía, siempre será bienvenida por la sociedad y el partido, una propuesta para respetar cabalmente la ley electoral.

En respuesta a la iniciativa de Mancera de un acuerdo de entendimiento electoral que logró eco en los medios informativos, el dirigente indicó que hará contacto con los organizadores de campaña del PRD capitalino, para conocer los términos del acuerdo.

Por nuestra parte, dijo, el compromiso es ceñirse a las reglas y respetar los ordenamientos que dio la autoridad electoral para el proceso 2012.

Afirmó que lo fundamental es dejar muy clara la disposición de los líderes partidistas para entrar al proceso electoral con respeto absoluto a las reglas del Instituto Electoral del Distrito Federal y que los candidatos del PRD respetarán los límites de gastos de campaña.

Explicó que el pacto de civilidad política propuesto desde octubre pasado por el PVEM busca una competencia en igualdad de condiciones, por lo cual, en caso de que el pacto propuesto por el perredista Miguel Mancera concuerde con las intenciones del documento elaborado por el partido verde capitalino, no se tendrá duda en firmarlo.

Samuel Rodríguez Torres insistió en dos puntos básicos para firmar un acuerdo, el respeto a los topes en gastos de campaña y la elaboración y colocación de la propaganda electoral con respeto a la ley.

El líder del Partido Verde en el Distrito Federal recordó en este tema que Miguel Mancera y el PRD ya fueron denunciados por violar el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del DF ante el Instituto Electoral, "pero no sirvió de nada".

Por último, llamó a la autoridad electoral, pues en caso de que exista un acuerdo y sea firmado por candidatos y lideres de partidos capitalinos, la ciudadanía estará muy pendiente de que se cumpla con los lineamientos, pero a la vez quedaría decepcionada del proceso electoral en caso de que la autoridad no castigue las violaciones.

MIF