Diputados del PRI y de Nueva Alianza pidieron revertir la política de aumentos periódicos al precio de la gasolina y recordaron que el pasado fin de semana el costo del combustible registró su amento número 86 en lo que va del sexenio.

En entrevista, el vicecoordinador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados, Arturo Zamora Jiménez, urgió a revertir la política de importación de gasolina y a construir la refinaría pendiente, pues aseguró que dichos puntos son causas significativas del aumento de precios.

Recordó que el pasado 10 de marzo el costo de la gasolina Magna, llegó a los 10.36 pesos por litro, lo que representa un aumento de 81.75%, respecto al primero de diciembre de 2006, cuando el precio era de 6.74 pesos por litro.

Asimismo, destacó que de acuerdo con la Unidad de Evaluación y Control de la Cámara de Diputados, Petróleos Mexicanos (Pemex) coloca el crudo por debajo del precio fijado por el Legislativo a empresas trasnacionales, mismas que después venden a México la gasolina de acuerdo a la cotización internacional.

Tenemos un retraso de al menos tres años en la construcción de la Refinería Bicentenario en Hidalgo, que fue una de las propuestas sexenales del gobierno federal y que podría revertir la alta importación de gasolinas, pero al paso que lleva no se concretará en los próximos meses, con lo que se seguirá privilegiando el negocio de la compra a empresas extranjeras , consideró Zamora Jiménez.

Por su parte, el diputado federal de Nueva Alianza, Gerardo del Mazo Morales, recordó que la Cámara de Diputados ha realizado diversos exhortos al Ejecutivo federal para frenar la estrategia de aumentos escalonados en la gasolina y establecer medidas urgentes para compensar el poder adquisitivo de la población.

"Desde un punto de vista estadístico puede concluirse que el aumento de precios de las gasolinas, que afecta en el sector transporte, impacta al alza de los demás precios del mercado", dijo el legislador.

MIF