El dirigente del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia, afirmó que el candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, representa para muchos retornar al pasado, el regreso al origen de la corrupción de las instituciones .

En la reunión entre integrantes de organizaciones sociales y los aspirantes a la Presidencia de la República, el escritor aseguró que la corrupción no sólo es la violencia, el dolor, la impunidad y la guerra sino la imposición de la presidencia imperial y el uso patrimonialista de la nación y la represión .

En el Alcázar del Castillo de Chapultepec, evento en el cual escuchó los reclamos de víctimas y se presentó la agenda que promueve este movimiento, Sicilia dijo al priísta que en este lugar se encontraban víctimas que eran ejemplo de la represión de su partido, el PRI, así como del crimen organizado.

Durante su discurso, el activista y poeta consideró que mientras la ciudadanía vive en una indefensión, Peña Nieto y el PRI "gastan" en campañas millonarias. La suya señor Peña Nieto –reprochó el poeta- es desvergonzada .

Sicilia dijo que ni para Peña Nieto ni para el PRI existen los casi 60,000 muertos y más de 20,000 desaparecidos, así como los cientos de miles de desplazados, heridos, perseguidos, viudas y huérfanos que la guerra contra el crimen organizado está costando.

Peña Nieto–quien estuvo acompañado del líder nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, y la candidata al gobierno capitalino Beatriz Paredes, entre otros priístas- escuchó de viva voz los testimonios de dos de las víctimas, una de ellas haciendo referencia al caso Atenco, y mediante el cual se le señaló como responsable de lo ahí ocurrido.

En medio de pancartas con leyendas como Atenco no se olvida , las víctimas señalaron las violaciones a los derechos humanos que en este caso se registraron y acusaron que nadie de los suyos ha sido castigado por esta acción.

Incluso, se le señaló al candidato que en Atenco no sólo se hubiesen registrado violaciones a los derechos humanos, sino también tortura y violación.

Peña Nieto, en tanto, reconoció un exceso por parte de las fuerzas de seguridad en el caso Atenco, y argumentó que no se trataba de presentarse ante este movimiento que encabeza Sicilia con una retórica de compromisos y con el afán de realizar proselitismo político; aseguró que su presencia era con el objetivo de compartir con ellos su reflexión sobre lo que ve y advierte del México de hoy.

La agenda del Movimiento por la Paz, con Justicia y Dignidad incluyó puntos como justicia para las víctimas; cambio de estrategia en materia de seguridad; atacar la raíz económica del conflicto, es decir, combatir al lavado de dinero; y la democracia participativa.

En su última intervención, Sicilia se dijo preocupado por la exposición de Peña Nieto, al considerar que emitió un discurso frío , muy acostumbrado al viejo PRI , y que su corazón no vibró con el dolor de las víctimas.

Sicilia señaló además que el PRI representa el voto corrompido, comprado, el voto no ciudadano, el de la miseria moral, el de la arrogancia y los intereses de los monopolios de la comunicación .

En este contexto, recordó irregularidades que se presentaron durante las administraciones de gobernadores priístas como Arturo Montiel, en el estado de México; Mario Marín, en Puebla, y Ulises Ruiz, en Oaxaca.

Qué decir de tantos criminales que están impunes y aún están en las filas de su partido y en puestos de representación política , expuso Javier Sicilia ante el abanderado priista a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto.

El poeta y escritor, cuyo hijo fue víctima de secuestro, cuestionó a Peña Nieto, al igual que a la candidata del Partido Acción Nacional, Josefina Vázquez Mota, sobre los temas relacionados con la seguridad y el combate a la delincuencia.

Con información de Notimex.

MIF