La presidenta nacional del PRI, Beatriz Paredes Rangel, llamó a desterrar la 'guerra sucia' de la vida política y electoral del país, ya que no sólo causa daño a los partidos y sus candidatos, sino a toda la sociedad mexicana.

En una gira proselitista por la entidad, para apoyar a los candidatos de su partido, indicó que ya está más que probado que ese tipo de campañas, en donde se busca hacer escarnio y desacreditar al contrario a como dé lugar, no pone en duda la credibilidad sólo del contrario.

'Le pega a la credibilidad de todas nuestras autoridades e instituciones, a nuestra vida democrática y a nuestra identidad como pueblo, por ello debemos erradicar para siempre esas prácticas', enfatizó.

Expuso que por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI) está más que claro que tiene que apostar a jugar limpio, a las campañas de propuestas y no de ataques y provocaciones 'porque no queremos causarle daño a los mexicanos'.

'No vamos a caer en el juego sucio y en las provocaciones que han emprendido otros partidos ante su desesperación por ver el avance sostenido y la recuperación inobjetable del PRI, por ello les pido que hagan caso omiso y apuesten siempre por el juego limpio', insistió Paredes Rangel.

Antes, en breve entrevista a medios locales y corresponsales nacionales, habló sobre el caso del diputado local del PRI, Ismael Peraza Valdez, agredido por sujetos que siguen prófugos y quien acusa a la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco de estar detrás del ataque.

'Me gustaría hablar con el diputado si él quiere hablar conmigo y preguntarle por qué no ha puesto su denuncia, pedirle que lo haga para que se esclarezcan los hechos', aseguró.

La gira proselitista de la política tlaxcalteca termina hoy con el cierre de campaña de la diputada con licencia, Angélica Araujo Lara, quien compite por la alcaldía de Mérida, capital de esta entidad que ha sido gobernada por más de 20 años por el Partido Acción Nacional (PAN).

/doch