La bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados prepara una reforma para que el Congreso pueda acotar al Ejecutivo los viajes al extranjero menores a siete días, cuando éstos sean injustificados.

En medio de la polémica que generó el viaje del presidente Felipe Calderón a Sudáfrica, el diputado del PRI, Arturo Zamora, consideró que se deben acotar los viajes presidenciales que 'no tengan un beneficio real para el país' como son, dijo, eventos deportivos y sociales.

En ese sentido, Zamora Jiménez adelantó que ya revisan el Artículo 88 de la Constitución que permite al presidente de la República ausentarse del territorio hasta siete días consecutivos sin el aval del Congreso de la Unión.

'La reforma que permite dichas ausencias y viajes hasta por siete días sin el aval del Congreso fue aprobada en junio de 2008 para iniciar una nueva etapa en la relación entre poderes, de respeto, de responsabilidad, de transparencia, pero se está incurriendo en excesos y habría que acotar la ley', consideró.

El integrante de la Comisión de Gobernación criticó a la cancillería mexicana por informar que el viaje del Ejecutivo a Sudáfrica se debía a una visita de trabajo cuando el verdadero motivo, estimó, era presenciar el partido inaugural entre México y esa nación que es la sede del evento.

Consideró que la cancillería mexicana tendrá que rendir cuentas por este tipo de viajes y no sólo emitir comunicados escuetos que señalan que a la par de asistencia al partido de futbol la presencia de Calderón 'representa una oportunidad única para posicionar a México como un importante interlocutor en la región'.

APR