Para las elecciones de 2016, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se abocará primero a encontrar la ruta y el destino, y después a sus candidatos, sostuvo su dirigente nacional, Manlio Fabio Beltrones Rivera.

El próximo año estarán en juego 13 gubernaturas, donde el PRI le apuesta a ganar y para ello, dijo, llevará a cabo diálogos con la gente para conocer de vida voz qué quiere la población para sus entidades.

Señaló que eso hace la diferencia entre el PRI y el resto de los partidos políticos, "muchos de ellos andan buscando quién los ayuda a ganar, aunque no sea de su partido político, aunque se los prestemos nosotros momentáneamente, ante la escasez de cuadros que ellos tienen".

NOTICIA: INE requiere 35 mdp para organizar elección en Colima

Nosotros, resaltó, hemos dispuesto lo necesario para que primero pensemos para qué queremos ganar y después con quién queremos ganar.

Primero comunicarnos con los mexicanos para decirles exactamente qué es lo que estamos dispuestos a hacer y el compromiso que hemos asumido y después los candidatos.

Solamente así es como México vendrá a ver una nueva ruta y un mejor destino, porque evolucionar y ver hacia adelante, es la mejor forma de cómo se pueden cumplir con los compromisos y con los ideales, subrayó durante una gira de trabajo por Sonora.

Este compromiso que todos visualizan, abundó, debe cristalizarse en generar ideas, proyectos, acompañamiento, apoyo y demanda a un gobierno exigido de dar resultados, después de estar sustituyendo a gobiernos fallidos en lo mismo.

NOTICIA: Las causas ciudadanas son la esencia del PRI: Beltrones

Ese es, prosiguió, el PRI que nosotros conocemos, tanto en las oportunidades como en las debilidades en las que pudimos estar circunstancialmente. "Y es que el PRI tiene memoria y no nada más observa la perseverancia, sino que destaca las lealtades".

Destacó que en el resto de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, tres largos y prolongados años de oportunidad, les toca hacer que las reformas se implementen y cristalicen en el objetivo de traer progreso a los mexicanos, empleo a las familias e ingresos a cada una de las casas-habitación.

Por eso, estableció, un gobierno debe tener un partido sólido que lo apoye y que también le exija y que le diga hacia dónde debe de dirigir cada una de sus acciones, en dónde se encuentran las ilusiones y las demandas de la población, cómo lo van a apoyar desde la trinchera que ocupemos, y de esa manera hacer un verdadero cambio.

mfh