La coalición de los partidos políticos que postularon al presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, no alcanzaría la mayoría absoluta en ninguna de las dos cámaras del Congreso, según los últimos datos del Conteo Rápido del IFE, lo que complicaría la ruta de reformas económicas que ha prometido.

De acuerdo con los últimos datos del PREP de las 18:20 horas y con 96.48% de las casillas computadas de la elección de la Cámara de Diputados, el PRI suma 51 distritos electorales, de un total de 300 y la coalición PRI-Partido Verde registra 123. En total, el Revolucionario Institucional y su aliado controlaría 177 escaños, más los diputados de representación proporcional que se le asignen.

La coalición PRD-PT y Movimiento Ciudadano ganó en 70 distritos electorales suma 27.05% de los votos del conteo preeliminar, contra 37.96% del PRI y el Partido Verde.

El PAN registra hasta el momento 25.95% de la votación, al ganar en 53 distritos electorales, lo que lo convierte en la tercera fuerza política.

En la Cámara de Senadores, las últimas cifras del PREP señalan que el PRI ganó en 10 estados y la coalición PRI-Partido Verde se impuso en otras ocho. En conjunto, ambos partidos suman 36.89% de los votos, convirtiéndose en la primera fuerza política en el Senado.

La alianza de los tres partidos de Izquierda registra 27.38% al ganar en seis estados, mientras que el PAN se impuso en impuso en ocho entidades y se coloca como la tercera fuerza con 26.35% de los votos, cuando se han contabilizado 96.59% de las casillas.

DIFICIL SACAR REFORMAS

El PRI no va a alcanzar más del 50% de los lugares en la cámara de Diputados", dijo Ciro Murayama, miembro del consejo asesor de un programa de resultados electorales preliminares del instituto electoral. "Ese es un dato de la pluralidad política expresada en las urnas", agregó.

Peña Nieto, apoyado por el Partido Verde, quiere abrir a la inversión privada Pemex. También ha dicho que buscará una reforma fiscal amplia para impulsar la economía y elevar la recaudación tributaria, una de las más bajas de América Latina.

Una de las propuestas más ríspidas aborda modificaciones al sistema fiscal para ampliar la base de contribuyentes, fusionar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el impuesto empresarial (IETU) y reducir la histórica dependencia del Estado de los ingresos petroleros.

Peña deberá lidiar con la alianza izquierdista que postuló a Andrés Manuel López Obrador, y que pasaría a ser la segunda fuerza política en el Congreso, desplazando al PAN.

Los desacuerdos entre los partidos en el frente fiscal y energético podría restar velocidad a esas iniciativas, dijo Standard & Poor's en un comunicado, donde también alertó sobre los retos internos que tiene el próximo presidente.

Murayama dijo que en el caso del Senado, los partidos de Peña tendrían 60 asientos en el Senado, el PAN 38 y los partidos de izquierda 29, según resultados preliminares.

"Todo parece indicar que ni con el Verde van a tener mayoría absoluta", dijo una fuente del Instituto Federal Electoral (IFE) que pidió el anonimato.

El propio Peña Nieto dijo el lunes en una reunión con corresponsales extranjeros que las proyecciones que tenía en su poder indicaban que no alcanzaría la mayoría absoluta en las dos cámaras y que dialogaría con todos los partidos de oposición para sacar adelante sus reformas.

Los resultados definitivos de la elección se conocerán a partir del miércoles.

AMBICIOSA AGENDA

La aptitud negociadora de Peña Nieto se verá en los próximos seis meses, en los que deberá trabajar con el gobierno del saliente presidente Felipe Calderón para tratar de avanzar en sus proyectos de reforma laboral, energética, fiscal y al sistema de seguridad social antes de asumir el 1 de diciembre.

"Todas estas iniciativas se estarán trabajando desde ahora con la participación de expertos en materia de políticas públicas", dijo el lunes Peña Nieto en rueda de prensa.

A pesar de la fuerte unidad en torno a Peña Nieto, el PRI es un partido heterogéneo con algunas corrientes más abiertas que otras a las reformas. Durante cuánto tiempo los miembros del partido apoyarán las propuestas del presidente electo y la profundidad de las reformas que propondrá siguen siendo poco claros", dijo la calificadora Standard & Poor's.

Con información de PREP y AFP

APR