El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que preside Alejandro Moreno Cárdenas, se deslindó de Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), acusado de presunta delincuencia organizada, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita, detenido este miércoles por la policía en Málaga, España; exigió, además, aplicación estricta de la ley a su militante.

“Las conductas personales no son atribuibles a ninguna institución, pues quienes faltan a la ley son las personas que sirven a ellas, a quienes, una vez agotadas las investigaciones, se les debe aplicar todo el peso de la ley’’, estableció el partido tricolor a través de un comunicado de prensa.

“El PRI está a favor de la legalidad y por el respeto a las instituciones" reiteró.

“En torno a la detención de Emilio Lozoya Austin, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) exige la estricta aplicación de la ley, agotando puntualmente el proceso judicial, en el marco de nuestro estado de Derecho’’, puntualizó la dirigencia nacional priista.

Lozoya Austin dirigió Pemex desde el 1 de diciembre de 2012 y hasta 2016, cuando fue removido del cargo por el expresidente Enrique Peña Nieto; lo sucedió José Antonio González Anaya.

Desde agosto de 2017, la entonces Procuraduría General de la República, hoy Fiscalía General, lo citó a comparecer por presuntamente haber recibido 10 millones de dólares de parte de la constructora brasileña Odebrecht.

[email protected]

kg