La líder nacional del PRI, Beatriz Paredes Rangel, dijo que su partido enfrenta una elección de Estado, con presiones por parte del gobierno para que trabajadores estatales y estudiantes no apoyen a su candidato, Mariano González Zarur.

Durante su discurso, en un evento proselitista del abanderado de la alianza Unidos por Tlaxcala, señaló que el gobierno estatal, emanado del PAN, coaccionará a sus empleados y no dejará que voten libremente en las elecciones del 4 de julio próximo.

'Vamos a enfrentar una elección de Estado, una elección donde van a amenazar a la gente que trabaja en el gobierno del estado para que no respalden a Mariano, aunque quieran hacerlo', enfatizó la dirigente del PRI.

Mencionó que la administración estatal se olvida de 'los principios de libertad democrática que pregonaron antes de llegar al gobierno'.

Apuntó que a los estudiantes no se les permite apoyar al candidato a la gubernatura por los partidos Revolucionario Institucional y PVEM.

'Una elección, en donde estoy enterada, están amenazando a los muchachos que quieren hacer brigadas juveniles en favor de Mariano, diciéndoles que eso va a tener repercusiones académicas, y eso es intolerable', aseveró.

Ante ello, adelantó que solicitará a la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, 'que venga a hacer una revisión a cualquier institución académica que quiera condicionar, mellar y afectar lo más preciado de nuestra juventud que es su confianza en las instituciones democráticas'.

En este sentido, Paredes Rangel hizo un llamado a los estudiantes y a la ciudadanía en general a 'que voten por quien quieran, que voten los ciudadanos por quien así lo deseen, que voten por las propuestas que corresponden más a la realidad de Tlaxcala'.

'Lo tengo que reiterar ante todo Tlaxcala: no hay comparación entre Mariano y las otras candidatas. No hay comparación en su formación en la administración pública', puntualizó.

Agregó que 'estoy segura que realizando ese análisis los tlaxcaltecas van a votar en favor de Mariano González'.

/doch