El líder del Movimiento Territorial priísta, Carlos Flores Rico, consideró que los 10 fundamentos básicos de Andrés Manuel López Obrador que argumentan su solicitud de invalidez de la elección presidencial, no resisten el más elemental análisis crítico sobre su pertinencia jurídica como causales legales de nulidad.

"Y ni siquiera como argumentos de sentido común para desacreditar una elección altamente participativa en votantes y participantes, ampliamente vigilada por millones de ciudadanos", expuso.

En entrevista, el también diputado federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) dijo que la parafernalia generada por el candidato presidencial de las izquierdas López Obrador y compañía lo único que deja claro es la veracidad del dicho: "para los rajados no hay ley".

Por ello, consideró que "para quien no acepta perder, dígase lo que se diga, demuéstrese lo que se demuestre, y resuélvase lo que se resuelva no habrá nada que los convenza de lo contrario".

Flores Rico sostuvo que López Obrador y sus abogados de la fantasía podrán hacer un catálogo de tarjetas Soriana, de teléfono, o de cualquier otra cadena o banco para quejarse de la compra del voto, ya que no hay límite para el discurso y la diatriba.

Sin embargo, dijo que lo que no podrán evitar enfrentar y aceptar el juicio de la autoridad jurisdiccional a la que no puede presionar, condicionar o prejuzgar.

"Tarde que temprano tendrán que reconocer que afirmar no es sinónimo de probar, que amedrentar no es premisa de resolución objetiva; y que ganar un juicio no significa pisotear una institución y un proceso jurídico formal respetados y respetables", aseveró.

Advirtió que no hay forma de desestimar el voto de los millones de ciudadanos que dijeron no a López Obrador.

mac