Los encuentros entre el presidente Felipe Calderón Hinojosa, y su homólogo electo, Enrique Peña Nieto es una prueba de que el cambio de poderes será ">terso, en paz y con el país caminando , dijo el diputado Marco Antonio Bernal Gutiérrez.

El vicecoordinador de Política de Contenidos de la fracción parlamentaria del PRI en la Cámara de Diputados, consideró que estas reuniones que se han dado entre el gobierno saliente y el entrante le da confianza y seguridad a la población de que no habrá problemas en los próximos meses.

En entrevista, expuso que fue una buena decisión de ambos personajes llevar a cabo este tipo de acercamientos, con el objetivo de que la transición sexenal se lleve de manera tersa, tranquila y sobre todo transparente, que no será accidentada ni tampoco con sorpresas .

Todos los temas, dijo, son importantes en este momento sin quitarle importancia al de la seguridad, que es uno de los más sensibles y que afecta a la población de manera directa, pues nada, resaltó, justifica el clima de violencia que se vive en el país, ni la pobreza ni la marginación.

Consideró que la estrategia contra el crimen organizado variará una vez que entre en funciones el próximo gobierno el 1 de diciembre, donde se le dará más énfasis a la inteligencia que a la presencia de las fuerzas armadas en las calles.

Bernal Gutiérrez sostuvo que los programas sociales tendrán un mayor peso en la lucha contra la delincuencia organizada y las reformas estructurales que se discutan en el Congreso deben salir por consenso, ya que ningún partido político tiene la mayoría para hacerlo por sí solo.

Por ello, mencionó, los acuerdos a que lleguen las diferentes fracciones parlamentarias serán fundamentales para sacar adelante las iniciativas que se vayan presentando durante los próximos meses.

El legislador calificó como extraordinaria la reunión entre Peña Nieto y los gobernadores y legisladores perredistas. Debe darse un diálogo civilizado y pensar siempre en el bien del país .

mac