El Partido de la Revolución Democrática (PRD) se sumó a las propuestas para combatir a la corrupción, por lo que el senador del sol azteca, Armando Ríos Piter, propuso la creación de la Ley General de Combate a la Corrupción Política.

El objetivo es brindar al Estado mecanismos para blindar la infiltración del crimen organizado en el servicio público.

Ríos Piter también planteó reformar la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, con el objetivo de "obligar a los aspirantes a ser candidatos a cualquier cargo público, a presentar ante el Instituto Nacional de combate a la Corrupción una solicitud de verificación de controles de confianza".

Serán las instancias quienes determinarán si se trata de perfiles idóneos para los cargos de elección popular de que se trate, "desde el más humilde de los regidores hasta el más encumbrado de los funcionarios públicos en el ámbito federal".

La petición será remitida a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, a la Unidad de Inteligencia Financiera y al Centro de Investigación de Seguridad Nacional.

La ley establece la definición de conflicto de interés en la gestión pública y las sanciones imputables a todo servidor público que se involucre o beneficie con hechos de corrupción, conflictos de interés, lavado de dinero y específicamente nexos con el crimen organizado.

mrc