La edición 14 del Congreso Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) previsto para esta tarde se pospuso por tiempo indefinido, en tanto que las diferentes corrientes sesionan por separado para lograr un acuerdo y presentar una planilla de consenso en la elección de consejeros nacionales.

De manera simultánea, en las inmediaciones del World Trade Center, sede de la reunión del congreso, se mantienen simpatizantes de precandidatos a las delegaciones y a las diputaciones locales que exigen una elección imparcial y democrática de los abanderados que elimine el tradicional dedazo.

Los manifestantes fueron controlados por sus líderes ante el amago de personal de seguridad del inmueble de suspender el congreso, si continuaban con el bloqueo de los accesos a los salones de convenciones, ya que en el lugar también se realizan otras ferias y exposiciones de carácter comercial.

Ante ello, los quejosos despejaron las entradas del Centro de Convenciones, lo que permitió seguir con el registro de los congresistas, cuya encomienda principal en los trabajos de dicha reunión será elegir a los 64 perredistas que se integrarán al VIII Consejo Nacional del partido que empezará a sesionar este sábado.

Previo al congreso, los diferentes grupos y corrientes del partido se encuentran sesionando por separado para definir sus respectivas estrategias que les permitan obtener el mayor número de consejeros.

En caso de no lograr un acuerdo, la distribución se hará de acuerdo al peso específico de cada corriente, para que nadie quede excluido, según adelantaron algunos delegados.

MIF