El vice coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, José Luis Jaime Correa aseguró que el espionaje telefónico en contra de políticos y legisladores es un fenómeno viejo que demuestra lo "obsoleto de sistema" y demuestra la necesidad de reformas en la materia.

En entrevista, dijo que el reciente descubrimiento de aparatos que interceptan llamadas de diputados federales o que ingresan a correos electrónicos, "no es nada nuevo en el sistema político mexicano".

Calificó de grave el espionaje en San Lázaro ya que "puede tener implicaciones muy severas, si se descubre que esas prácticas se ordenan desde una oficina del gobierno federal o incluso de intereses extranjeros".

Recordó que desde el pasado viernes en el Palacio Legislativo de San Lázaro ya se conocía de este nuevo escándalo del presunto espionaje telefónico contra diputados federales.

"Lo grave es que quienes operaban este sistema de espionaje lo hacian prácticamente en las narices de la Dirección de Seguridad y Resguardo Parlamentario, a unos pasos, y nadie se daba cuenta", lamentó Jaime Correa.

Se prevé que en el transcurso de este martes la Cámara de Diputados presente la denuncia correspondiente ante la PGR por la intervención de vías de comunicación en San Lázaro.

MIF