Los senadores del PRD acusaron al PRI y al Ejecutivo federal de frenar la ley general de transparencia, pero el presidente de la Comisión Anticorrupción, Pablo Escudero, exigió seriedad en el tema y calificó como absurdas las descalificaciones de la izquierda, la cual, dijo, tiene cálculos electorales.

La ley, de acuerdo con los plazos constitucionales, debió ser aprobada por el Congreso a más tardar el 7 de febrero, plazo que incumplirán los legisladores porque hay cuatro temas encorchetados: si el IFAI tendrá facultad de sancionar a los incumplidos; en qué momento se debe hacer una prueba de daño para reservar la información; las obligaciones de transparencia para fideicomisos y fondos públicos; así como la información clasificada como parte de la seguridad nacional.

El coordinador del PRD, Miguel Barbosa, acusó al PRI y al gobierno federal de atorar la ley que definirá las obligaciones de transparencia de sujetos como partidos políticos y sindicatos. Mientras que Dolores Padierna, Angélica de la Peña, Alejandro Encinas, Zoé Robledo, Isidro Pedraza y Armando Ríos Piter acusaron al PRI de querer achicar la ley en aras de la opacidad.

Pero el pevemista Pablo Escudero afirmó que uno de los temas de mayor conflicto es si el IFAI tendrá la facultad para sancionar a los sujetos obligados que nieguen información pública, tema tan contradictorio incluso entre los comisionados del IFAI actuales y anteriores.

Por otro lado, en materia anticorrupción, el vicecoordinador del PRI, Miguel Romo, adelantó que los grupos parlamentarios se comprometieron a darle celeridad al nombramiento del fiscal anticorrupción, que atoró la Cámara alta el año pasado. La priísta Arely Gómez afirmó que en dos semanas, máximo, se repondría el procedimiento para nombrar al fiscal anticorrupción, pues se prevé que haya una nueva convocatoria.

Pablo Escudero opinó que primero se debería concretar el sistema nacional anticorrupción, para que los aspirantes a zar anticorrupción sepan concretamente cuáles serán sus funciones con una ley concreta porque en la ronda anterior los interesados no sabían dónde estaban parados, no sabían qué iban a hacer, para dónde iban a ir, dónde iban a quedar, me parece que por eso muchos no se inscribieron .

Por otro lado, el senador Miguel Barbosa pidió la renuncia del secretario de la Función Pública si éste no puede cumplir el encargo de su jefe, el presidente Peña Nieto, para investigar el posible conflicto de interés en la adquisición de las propiedades del Ejecutivo federal.

Mientras que el coordinador de los senadores panistas, Jorge Luis Preciado, solicitó reconsiderar el nombramiento de Virgilio Andrade y expresó que su designación parece una mala broma del presidente y forma parte de una clara estrategia del gobierno federal de darle carpetazo a temas que lo están afectando, para entrar al proceso electoral libre de críticas .