A la fecha, la Procuraduría General de la República (PGR) busca a 621 víctimas de desaparición forzada o involuntaria -520 hombres y 101 mujeres-, en su mayoría estudiantes y comerciantes de Coahuila, Chihuahua, Distrito Federal, Estado de México, Guerrero, Tamaulipas y Veracruz, informó Eliana García.

Al participar en un foro sobre desaparición forzada de personas, organizado por el grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, la encargada del despacho de la Subprocuraduría de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la comunidad de la PGR precisó que la cifra sólo corresponde a los 435 expedientes abiertos por parte de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas.

La funcionaria federal urgió a construir y aprobar una legislación nacional para la prevención, investigación, sanción y reparación en materia de desaparición de personas.

Y aprovechó para sugerir incluir en la ley la figura de la declaración de ausencia por desaparición, indispensable para el éxito de las investigaciones.

Además de la desaparición forzada, precisó, existe la desaparición involuntaria, que se tipificada como la que se comete por particulares, sin la aquiescencia de las autoridades.

En México, aclaró, el fenómeno que se ha dado está vinculado más con la desaparición involuntaria que con la forzada.

A diferencia de otros tiempos, se jactó la funcionaria, actualmente sí hay una acción de búsqueda de las personas desaparecidas por parte de las autoridades.

Existe el compromiso por parte del gobierno federal, amplió, de construir un programa nacional de capacitación para la búsqueda y localización de personas desaparecidas, que será parte del protocolo de búsqueda, localización, investigación ministerial, pericial y policial que se realice.

De acuerdo con el Registro Nacional de Personas Desaparecidas o Extraviadas, con corte al 30 de noviembre pasado, existen 23,271 nombres; mismo que sigue depurándose para poder ser considerado un registro confiable.

La base de datos antemortem y postmortem, refirió García, será el instrumento informático a utilizar en todo el país para la búsqueda y localización de personas desaparecidas en vida, con la posibilidad de cruzar la información con personas fallecidas sin identificar.

[email protected]