Peritos de la Procuraduría General de la República (PGR) especializados en telefonía, informática, fotografía, video, criminalística y telecomunicaciones realizaron entre la noche del pasado jueves y la madrugada del viernes una inspección ministerial en la Cámara de Diputados como parte de la investigación por presunto espionaje telefónico y del sistema de cómputo.

En dicho acto le fueron entregados a la Representación Social de la Federación los aparatos e instrumentos que, al parecer, realizaban intervención y grabación de comunicaciones privadas con la finalidad de ser analizados por peritos especializados y determinar su identificación, características, uso e información que pudieran contener , precisó la dependencia a través de un comunicado de prensa el viernes anterior.

Se informó que las investigaciones de la averiguación previa AP/PGR/UEIDCSPCAJ/SP/037/20, relativa a la posible comisión del delito de intervención de comunicaciones privadas, habrán de continuar y que una vez que se cuente con los dictámenes periciales correspondientes se incorporarán nuevas líneas de investigación , sin mayor precisión al respecto.

Guadalupe Acosta Naranjo (PRD), presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, quien descubrió el presunto espionaje que derivó en la presentación de la denuncia correspondiente ante la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delitos Federales, dependiente de la PGR, celebró que la autoridad desmintiera el viernes los rumores que se generaron en el sentido de que, tras la diligencia, la autoridad no había encontrado elementos de prueba para continuar con la investigación del caso.

Qué bueno que la PGR ha hecho este desmentido (...). Porque hasta donde yo tengo entendido volverán, por lo menos, otras tres veces a la Cámara de Diputados a hacer otro tipo de diligencias en la averiguación previa que se está realizando.

Es muy oportuno que la PGR aclare que le entregamos (el jueves) una parte de las pruebas, que en las otras diligencias le entregaremos otra serie de pruebas y en otras diligencias traeremos un peritaje externo de una empresa muy reconocida nacional e internacionalmente sobre el tema .

HASTA CALDERÓN FUE ESPIADO

El espionaje denunciado por los diputados nos recuerda otros casos de pájaros en el alambre de la política mexicana.

Incluso el presidente Felipe Calderón, a la sazón líder nacional del PAN, pidió ayuda a Antonio Lozano Gracia.

A principios de 1996, durante el sexenio de Ernesto Zedillo, el PAN, con Felipe Calderón en la dirigencia nacional, denunció una campaña de desprestigio y, de cara a un encuentro con delegados panistas, para tomar decisiones sobre su relación con el PRI y el gobierno federal, solicitó ayuda al Procurador Antonio Lozano Gracia. Con agentes del Instituto Nacional para el Combate a las Drogas, el titular de la PGR apoyó a su partido y retiró algunos alambres del auditorio. Este episodio se convirtió en motivo de tensión entre el Procurador y el Presidente Zedillo, y terminó con la salida de Lozano de la PGR, en diciembre de 1996.

En el 2008, en su libro Señal de Alerta, el exdirigente nacional del PAN Manuel Espino denunció que colaboradores de Calderón lo habían espiado. Versiones difundidas entonces indican que personal de la SIEDO había descubierto por accidente el espionaje cuando detectaron el movimiento en una casa de Polanco. Los detenidos estaban involucrados presuntamente con colaboradores cercanos del entonces aspirante presidencial Felipe Calderón. La PGR nunca dio acceso al expediente del que Espino había sido informado a través de la Secretaría de Gobernación en los últimos meses del gobierno foxista.

También en el 2008, pero el 13 de junio, el senador Manlio Fabio Beltrones presentó ante la PGR una denuncia por la intervención de comunicaciones privadas. Reclamó al gobierno federal por el espionaje y denunció ante la PGR. La indagatoria condujo a una red de espionaje en el Estado de México. Nadie ha sido señalado por este caso y ahora el Senador aprovechó para pedir que se resuelva la denuncia.

[email protected]