La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) espera que a la brevedad sean remitidos al Ministerio Público los videos de las cámaras de seguridad del C4 y del centro comercial Gran Sur, donde el lunes pasado fueron asaltados varios establecimientos.

Autoridades de la dependencia informaron que hasta el momento se ha recabado la declaración ministerial de los apoderados legales de cinco comercios afectados, en los que se vendían relojes, artículos fotográficos, teléfonos celulares y videojuegos.

De acuerdo con lo referido por los representantes de los comerciantes, el quebranto patrimonial asciende a por lo menos 60,000 pesos, sin embargo, la representación social aguarda el resultado de los peritajes en materia de avalúo.

Las primeras investigaciones indican que al menos seis sujetos con armas de fuego amagaron a 11 empleados de seguridad y dos del servicio de limpieza del centro comercial Gran Sur, ubicado en la colonia Pedregal de Carrasco, delegación Coyoacán.

Los agraviados fueron atados de pies y manos, amordazados y despojados de sus pertenencias, por lo que se vieron impedidos de alertar a las autoridades policiales.

El personal de seguridad, así como los empleados de mantenimiento, ya rindieron su declaración sobre los hechos.

mac