A través del Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA), durante 2014 fueron atendidas 240,000 familias de 10,000 localidades de la República mexicana.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), el proyecto ha alcanzado a más de un millón de personas de 24 entidades federativas en zonas rurales de alta marginación.

Al respecto, el subsecretario de Desarrollo Rural, Juan Manuel Verdugo Rosas, afirmó que ello se ha logrado por los mecanismos de coordinación establecidos permanentemente entre la Sagarpa, la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y los gobiernos estatales.

Al presidir la Comisión Directiva Nacional del PESA, en la que se presentó el Informe de Resultados 2014, el funcionario subrayó que la funcionalidad de este programa federal ha sido posible también por su Sistema de Seguimiento y Evaluación permanente de resultados en campo.

Además, agregó en un comunicado, se ha establecido una cultura orientada a resultados basada en un sistema de registro de volumen y valor de la producción de 54 alimentos diferentes en todo el país.

Verdugo Rosas refirió que el modelo nacional ha sido capaz de aprender de su propia experiencia, lo que se ha traducido en mejores instrumentos operativos normativos.

Por otro lado, la representante de la FAO, Nuria Urquía Fernández, reconoció la confianza que la Sagarpa deposita en el organismo internacional para trabajar como socios en el PESA e incorporarlo en programas emblemáticos de México, como el de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

En la sesión de la Comisión Directiva Nacional, mencionó que entre los resultados del esquema PESA-Sagarpa se encuentra la puesta en marcha de 260,000 proyectos que operan y son productivos.

Se trata de un nivel de mantenimiento elevado y un enorme logro, dadas las condiciones de trabajo en comunidades de alta y muy alta marginación del país , concluyó Urquía Fernández.

mfh