Al igual que el PRD, el Partido Acción Nacional anunció que permanecerá vigilante de la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto para combatir el hambre en el país, con el objetivo de que esta cruzada no se convierta en un tema electoral, y no persiga fines políticos o de lucros personales.

Eufrosina Cruz Mendoza, coordinadora nacional de Asuntos Indígenas del Comité Ejecutivo Nacional, advirtió que el combate al hambre y pobreza extrema está más allá de criterios políticos o banderas ideológicas.

Cruz Mendoza hizo un exhorto para que el programa contra el hambre se cumpla a cabalidad y con transparencia.

El hambre y la pobreza no deben ser botín político ni bandera de proselitismo electoral. Las diputadas y los diputados del PAN nos pronunciamos en favor, pero ratificamos la urgente y necesaria voluntad de las autoridades de la Secretaría de Desarrollo Social para actuar con un estricto sentido de respeto a las mexicanas y mexicanos y nos pronunciamos en contra de que sea utilizado como botín para perpetuar su miseria .

En este sentido, reiteró que Acción Nacional apoya la Cruzada Nacional Contra el Hambre –puesta en marcha por el Presidente Enrique Peña Nieto hace la semana pasada-; aunque habrá vigilancia permanente para que el programa no se distorsione ni convierta en una vía para comprar las voluntades políticas de los mexicanos de cara al proceso electoral en 14 estados.

Y es que, dijo, el principal error que se ha cometido, en nuestro país, en la atención de esta problemática es combatir la pobreza con una visión partidista, coyuntural y patrimonialista.

La política social no puede ser una política pública de corto plazo, sino debe pensarse, planificarse y ejecutarse con una visión de largo aliento que cruce la frontera del tiempo y establezca metas de mediano y largo plazos .