El secretario de Relaciones Internacionales del Partido Acción Nacional (PAN), Rodrigo Iván Cortés, consideró que hay una coyuntura favorable en Estados Unidos para aprobar la reforma migratoria propuesta por un grupo bipartidista de senadores y que apoya el presidente Barack Obama.

En entrevista con Notimex, el panista dijo que luego de los resultados de la elección presidencial en el vecino país del norte los republicanos han tenido que tomar nota de la cantidad de votos que perdieron por un mal diseño de discurso y propuesta.

Asimismo, resaltó, por no considerar adecuadamente a los hispanos en Estados Unidos, los que en un 70% votaron por quien no los trato mal y que fue el presidente Obama, el cual tiene una enorme deuda con el voto latino.

"Los republicanos saben que para la próxima elección no pueden volver a cometer el mismo error, por lo que ver el nombre de gente como el del senador John McCain firmando la iniciativa a favor de la migración hace que sea un signo de viabilidad", sostuvo.

Cortés Jiménez aclaró que esta propuesta no contiene nada nuevo ni tampoco es la "enchilada completa", pero si es un signo que puede dar a un considerable número de mexicanos que viven y trabajan en Estados Unidos, una vía para lograr residencia y eventualmente la ciudadanía.

Sin embargo, consideró que los requisitos que se pretenden establecer harán que no sea el universo de 11 millones de inmigrantes quienes logren este beneficio, pues los que no están al corriente de sus procesos de residencia y ciudadanía no podrán hacerlo.

Más adelante, el político panista expresó: "creo que la amenaza que hace Obama de que: o sale la propuesta bipartidista que ya se presentó en el Senado o él, desde la Presidencia, presentará la suya es un buen aliciente".

Iván Cortés reconoció que los republicanos podrían no aprobar la iniciativa de reforma migratoria a Obama, pero se verían doblemente mal porque "ya tienen en su cancha la decisión para trabajar y sacar adelante una iniciativa bipartidista".

Agregó que lo anterior significa que esta negativa iría con cargo de ellos y prácticamente asegurarían que el voto hispano y latino no va a estar con los republicanos, y saben que pueden ganar la presidencia sin una parte considerable de ese voto.

El integrante del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN recordó que cuando George Bush ganó la vez pasada fue porque agrandó y avanzó en el voto hispano, y "los Bush, por cuestiones de familia, habían trabajado en buena medida la simpatía en los estados sureños".

Por ello consideró que los republicanos deberían aprovechar la coyuntura y "sacarse la espinita de los grandes errores que cometieron en la elección pasada respecto al voto hispano".

Agregó que ahora se ve cómo algunos actores políticos, como el caso del legislador republicano Marco Rubio, podría crecer más si acompañan con hechos legislativos un cambio en el discurso y en el trabajo político respecto a esto.

Finalmente, dijo que si bien no se sabe el número exacto de mexicanos que pudieran beneficiarse en caso de que se apruebe la reforma migratoria en la Unión Americana, se podría estimar que son más de seis millones.

mac