Consciente de que recibió un Partido Acción Nacional (PAN) desvinculado de la sociedad y con liderazgos arrogantes, el recién electo dirigente del Comité Directivo Estatal del blanquiazul, José Luis Báez Guerrero, aseguró que no le preocupa la salida de militantes del partido pues por cada uno que se va entran decenas.

El reto del partido es relanzar nuestras relaciones con la sociedad civil, los jóvenes empresarios e incluso con la Iglesia Católica , reconoció.

Con 30 años, el dirigente panista más joven que haya tenido el partido estatal precisó que el blanquiazul tiene 10,000 militantes activos con nombre y apellido, y alrededor de 30,000 adherentes.

Retamos a que el PRI enseñé su padrón porque ante el Instituto Electoral de Querétaro (IEQ) tiene registradas 500 personas y nosotros tenemos un padrón de más de 40,000 personas , destacó.

A su parecer, su homólogo en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Braulio Guerra, está empeñado en empanizar al tricolor. El dirigente del PRI está construyendo el partido a base de retazos , sostuvo.

El abogado egresado de la Universidad Autónoma de Querétaro anunció que en breve emprenderá una campaña de afiliación en centros educativos.

ELECCIONES DEL 2012

En entrevista, aseguró que si el partido se mantiene unido y elige a sus candidatos de forma democrática y sin imposiciones, el blanquiazul puede tener candidatos que cuenten con la simpatía y el reconocimiento de la ciudadanía de cara a las elecciones del 2012.

Aunque dijo que el riesgo de perder la capital siempre estará latente, confió en que el PAN mantendrá las ocho alcaldías que gobierna y recuperará las 10 que ahora están en poder de priístas.

Báez Guerrero adelantó que propondrá al Comité Ejecutivo Nacional panista que los candidatos en los municipios que ahora no gobierna sean elegidos no por los consejeros, sino por la ciudadanía en una consulta pública.

REFORMA ELECTORAL

Cuestionado sobre la propuesta de reforma electoral que el IEQ entregará a la LVI Legislatura, consideró que es sólo una maquillada porque no incluye cambios profundos a la que ya existe.