El Partido Acción Nacional (PAN) dio la bienvenida a la Cruzada Nacional contra el Hambre, programa que en su primera fase atenderá a 7.4 millones de mexicanos que padecen pobreza extrema y carencia alimentaria severa.

Al fijar la postura de su partido sobre el tema en un podcast, la diputada federal Beatriz Zavala Peniche dijo que se recibe con agrado cualquier programa o recursos destinados a combatir la pobreza.

La legisladora reconoció que en México existe un grave problema de pobreza y que es mucha la población que sufre por hambre, que está considerada como pobreza alimentaria, por lo que celebró este nuevo programa emprendido por el gobierno de la República.

Subrayó que la Cruzada Nacional contra el Hambre coordina varios programas que tuvieron su origen en los gobiernos emanados de Acción Nacional, como el de 70 y más y el de Oportunidades, que ha ayudado no sólo a combatir la desnutrición sino también evitar la deserción escolar.

El PAN se mantendrá vigilante de la aplicación de estos programas, porque los recursos de combate a la pobreza deben ir específicamente destinados a la población que lo requiere y aplicarse con fines de desarrollo social, nunca con objetivos político-electorales, expuso.

Por ello la también ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social advirtió: "Estaremos muy vigilantes de su aplicación, para que realmente estos recursos beneficien a México y a los ciudadanos en pobreza".

La Cruzada Nacional contra el Hambre, puesta en marcha por el presidente Enrique Peña Nieto el 21 de enero, tiene cinco objetivos que son: eliminar totalmente el hambre mediante la alimentación y nutrición de personas de escasos recursos.

Asimismo, desaparecer la desnutrición entre los niños; aumentar la producción alimentaria y el ingreso de campesinos y agricultores; reducir las pérdidas post-cosecha, y promover la participación de las comunidades y beneficiarios del programa.

Se tiene previsto que en su primer año de operación este programa opere en 400 municipios seleccionados respecto al nivel de pobreza extrema que posean y el grado de falta de alimentación, buscando beneficiar así a 7.4 millones de mexicanos.

mac