La bancada panista en el Senado propuso reformas para proceder penalmente contra legisladores, ministros y magistrados; funcionarios federales, el jefe del gobierno capitalino, gobernadores y consejeros del IFE, cuando cometan delitos graves durante su encargo o sean sorprendidos en flagrancia.

Bajo esos supuestos, ya no se requerirá la declaración de procedencia de la Cámara de Diputados para eliminar el fuero y actuar penalmente contra esos servidores públicos, destacó el legislador José Rosas Aispuro.

Al presentar la iniciativa de reformas constitucionales, el senador del Partido Acción Nacional (PAN) expuso que se plantea que los procesos legales sin necesidad de declaración de procedencia apliquen para funcionarios y servidores públicos que tengan fuero.

Dicha acción incluye a diputados y senadores, ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, magistrados de la Sala Superior del Tribuna Electoral, consejeros de la Judicatura Federal y secretarios de despacho.

También a los integrantes de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, los procuradores general de la República y de Justicia del Distrito Federal, así como el consejero presidente y consejeros electorales del Consejo General de Instituto Federal Electoral (IFE), agregó Rosas Aispuro.

El legislador panista detalló que se establece que no gocen de fuero estos servidores públicos en caso de la comisión de delitos graves o que sean sorprendidos en flagrancia.

Argumentó que si bien el fuero busca proteger la independencia y autonomía de un poder frente a los otros, esto no implica revestir a sus miembros de impunidad , ya que es un instrumento de protección para que los funcionarios públicos puedan desempeñar su cargo con libertad.

La iniciativa de reformas a los Artículos 111 y 112 de la Carta Magna fue turnada a las Comisiones de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos para su análisis y dictaminación correspondiente.

mac