La Coalición de Organizaciones y Aliados de la Sociedad Civil de Estados Unidos y México, así como las organizaciones mexicanas Agenda Migrante, Moreno Law y Deportados Unidos en la Lucha hicieron un llamado a las autoridades para cuidar a las personas en Estados Unidos que por sus condiciones de vulnerabilidad requieren de apoyo ante la crisis generada por la pandemia del Covid-19.

En un mensaje difundido por Eunice Rendon, dirigente de Agenda Migrante, llamaron a no discriminar ni estigmatizar o culpar a los migrantes que huyen de sus países por la pobreza, marginación y el riesgo de perder la vida.

Pidieron implementar medidas sanitarias para salvaguardar la salud y la de las personas migrantes alojadas en los centros de detención, albergues, estaciones migratorias y estancias provisionales.

Se requieren medidas y compromisos nacionales e internacionales para asegurar el acceso a medidas de contención y mitigación en caso de ser necesario.

Además, es muy importante reducir las detenciones de migrantes para no aumentar la población en los centros de detención o estaciones migratorias y evitar la expansión del coronavirus.

Incluso mencionan que son necesarias campañas de prevención e información en diversos formatos y por diversas vías.

Llamaron la atención en que 15% de los migrantes son menores de edad que requieren medidas de atención y cuidado permanente.

Indican que es necesario brindar apoyo especializado a los migrantes y solicitantes de asilo, ya que la mejor forma de proteger a la sociedad en general es que todas las personas tengan acceso a los servicios sanitarios y condiciones de higiene.

Migrantes extranjeros varados en México, requieren atención

El defensor de los derechos humanos de migrantes en Estados Unidos, Jason Flores-Williams afirmó que en el lado mexicano de la frontera entre México y Estados Unidos se encuentran más de 60,000 migrantes que viven en campamentos improvisados, que son altamente vulnerables a contagios de Covid-19.

Entrevistado vía telefónica Flores-Williams dijo que el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump ha creado la tormenta perfecta para un brote de esa enfermedad en esa población dadas las circunstancias que obligan a decenas de personas a permaneces en lo que definen sus solicitudes de asilo, o acceso a Estados Unidos.

“No solo enfrentan violaciones secuestros, hambre y explotación, sino condiciones realmente enfermizas, sin acceso a agua potable o sanitarios higiénicos.

Llamó la atención en que habrá casos en los que, una vez que los tribunales de Estados Unidos les nieguen el acceso a su territorio, tendrán que regresar a su país y, si para entonces han construido la enfermedad, serán una fuente de contagio en sus naciones de origen.

[email protected]